‘Squirting’ y el capitalismo aplicado al sexo

Por Lucía Etxebarria | El punto G no es difícil de encontrar. Solo hay que poner el dedo en el interior de la vagina, empujar hacia arriba… y ya. Luego hay unas tales Glándulas de Skene, que son las responsables de que si presionas en cierto punto una mujer acabe soltando un chorro que en sánscrito se llama ‘amrita’, el néctar de los dioses. Muy cuqui todo.

Y claro, se ve que debe haber tutoriales de internet o algo porque últimamente el nuevo jueguecito es hacer que ‘esquirtees’ y que pongas perdidas las sábanas, lo cual parece divertir mucho al que lo consigue, pero no tanto a la dueña de las sábanas susodichas, que soy yo.

¿Y por qué no me divierte tanto? Pues, porque evidentemente no me encanta cambiar de sabanas cada noche. Pero, por otra parte, porque a mí me gustan los orgasmos múltiples, los largos, los que se mantienen durante 20 minutos, y lo de la fuente de marras queda muy espectacular y muy bonito, pero dura poco. Además, eyaculación y orgasmo son cosas distintas, aunque a menudo vayan juntas. De hecho, muchas mujeres que eyaculan lo hacen antes de llegar al clímax.

Así que lo lógico es que le digas al susodicho: «Oye, ¿no te importaría dejar de jugar al jueguecito de hacerme ‘esquirtear’ y que intentemos lo de siempre?». Y claro, ves la cara de pena del otro, tal como a un niño pequeño al que le han quitado su juguete favorito. Y entonces entiendes que ese pobre chico ha visto mucho porno.

Y es que en el porno hasta le han puesto nombre a la postura de la mano para conseguir el ‘squirteo’: ‘Spiderman’, porque se unen los dedos corazón y anular, simulando la mano del superhéroe al lanzar su tela de araña.

Pues eso: el porno ha glorificado el ‘squirting’ de tal forma que ahora el puñetero ‘squirting’ está de moda y no hay modo ni manera de que le expliques que, por mucho que le hayan contado, el mayor placer que has experimentado en la vida no va asociado precisamente a cargarte la colcha de 100 euros.

Los hombres creen que si ellos sienten placer al eyacular, nosotras tendríamos que ser iguales 

¿Y por qué el porno glorifica el ‘squirting’? Bueno, en primer lugar, porque los hombres creen que las mujeres queremos ser como ellos. Y si ellos eyaculan y asocian la eyaculación con placer, pues entonces nosotras deberíamos ser iguales. Pero no, no funciona exactamente así.

Por otra parte, vivimos en un sistema capitalista que exige de cada actividad un rendimiento mensurable y contable. Por ejemplo, si salimos a correr, no basta con ir a correr sin más. Tenemos que hacer ‘running’. Y llevar un aparatito en el brazo que va midiendo y monitoreando el ejercicio. Para ver cuántos kilómetros has hecho y compartirlo con el mundo entero. Correr con pulsómetro es algo básico hoy en día. Saber a cuánto va tu corazón mientras sudas por las calles de tu ciudad es muy importante para poder controlarte y saber tus límites, y sobre todo, para picarte y compararte con el vecino. No vale correr sin más, tienes que saber cuánto y cómo corres.

Por eso no vale correrte sin más. Hay que saber cómo y cuánto te corres. Un orgasmo normal, de los de toda la vida, se puede fingir a la mínima que una tenga maña, y vale, se pueden contar contracciones, pero hay que ser muy avezado para eso. Pero un ‘squirt’ no se finge. Imposible. Un ‘squirt’ no es fingible. Y es mensurable. Y quien lo ha provocado se siente como el ‘runner’ que se ha hecho dos kilometros en 10 minutos. En el fondo, se la pela como te sientas tú. Lo que le importa es cómo se siente él.

El otro día por casualidad me encontré por Facebook con uno de mis novios de adolescencia. Lo conocí hace 30 años, en Francia. El vivía en Florencia, yo en Madrid. En aquella época no había ni internet, ni vuelos ‘low cost’, ni móviles, así que nuestra relación estaba sentenciada antes de nacer, pero yo estuve loca por él. Y yo recordaba todo. El apelativo cariñoso que me puso, las canciones que me dedicaba, la marca de sus gafas, su novela favorita. No se me había olvidado nada en 20 años. Algo sí: No recordaba nada de cómo era el sexo. Eso, precisamente, lo había olvidado. Y había estado enamorada de verdad.

Lo que quiero decir con todo esto es que una mujer puede enamorarse mucho sin que el sexo sea tan importante. Queridos: Para una mujer los preliminares son todo aquello que sucede 24 horas antes del sexo. Y el punto G, en realidad, está en la cabeza. Hacer feliz a una mujer no consiste en hacer que chorree como la Fontana de Trevi, sino tratarla con respeto. Y que 20 años después te recuerde con cariño.

Así se mantiene la llama del amor encendida

Deja de temer a las relaciones largas y lee esto. | Por Ana Grimaldo | Las preocupaciones de los 25 se asemejan cada vez más a las de personas mayores que a aquellas que atormentan a los adolescentes. Por ejemplo, he escuchado decenas de ocasiones como amigas solteras cuestionan a otras amigas con pareja estable cómo le hacen para mantener el deseo vivo.

Sus historias no tienen final, pero sí un comienzo y el de todas es igual: las cosas cambian, no es como los primeros meses. El horror. ¿Invertir mi tiempo y mucho cariño para que todo, sobre todo el sexo, cambie? Suena desalentador, pero no necesariamente los cambios son para mal.

Un psicólogo de la Universidad de Chapman y su equipo de investigación interdisciplinaria acaban de publicar un estudio que examina la (in)satisfacción sexual de las parejas heterosexuales en las relaciones a largo plazo, todo para descubrir por el bien de la humanidad entera QUÉ ES lo que mantiene con vida la pasión sexual.

El estudio examina científicamente lo que contribuye a tener una vida sexual satisfactoria a largo plazo y esto fue lo que encontraron:

“La satisfacción sexual era mayor entre las personas que tenían relaciones sexuales más frecuentes, recibían más sexo oral, tenían orgasmos más consistentes (lo que sea que eso signifique), incorporaban actos sexuales más variados, se tomaban el tiempo para establecer una atmósfera adecuada y mantenían una comunicación sexual efectiva”. Así lo aseguró el doctor Frederick, profesor asistente de Psicología en la Universidad Chapman y autor principal del estudio.

Los hallazgos indican que los juegos previos, motivar a tu pareja con un ambiente sensual, además de expresar sus emociones son factores que las parejas satisfechas dijeron experimentar con mayor frecuencia.

“Casi la mitad de las parejas satisfechas e insatisfechas leen libros de autoayuda sexual y artículos de revistas, pero lo que distingue a parejas sexualmente satisfechas es que realmente probaron algunas de las ideas”.

Después agregaron la variante del tiempo, así que se les pidió a las parejas que calificaran su satisfacción sexual en los primeros seis meses juntos y en ese momento (es decir, tiempo después de haber empezado a estar juntos).

Descubrieron que la abrumadora mayoría (83 por ciento) de las personas aseguró haber estado sexualmente satisfechos en los primeros seis meses de la relación. Sin embargo, sólo la mitad de las personas dijo estar satisfecha (43 por ciento de los hombres y 55 por ciento de las mujeres), y el resto se sintió neutral (16 por ciento de los hombres y 18 por ciento de las mujeres) o insatisfecho (41 por ciento de los hombres y 27 por ciento de las mujeres).

No se tienen que romper la cabeza. Frederick aseveró que todos saben que la variedad es primordial para estimular el erotismo, pocos utilizan instrumentos de eficacia comprobada tales como bañarse juntos, usar lencería o hasta usar juguetes sexuales.

Claves sobre el estudio:

-Las parejas más satisfechas con su sexualidad aseguraron procurar un nivel de intimidad a través de caricias, besos suaves y profundos, reír durante el sexo, intentaron nuevas posiciones y llevaron a cabo algunas fantasías.

-Las mujeres insatisfechas (43%) y hombres en las mismas circunstancias (13%) aseguraron que su último encuentro sexual fue para complacer a su pareja. Sólo 2% confesaron haberse sentido presionados por su pareja.

-Aproximadamente la mitad de los hombres satisfechos (49%) y las mujeres (45%) informaron que su último encuentro sexual duró más de 30 minutos, en comparación con sólo el 26% de los hombres insatisfechos y el 19% de las mujeres insatisfechas.

Así que ya lo tienes, ve y practica lo que más te gusta(ría) probar con tu pareja.

La increíble imagen de un husky siberiano tras ser pelado

La fotografía, cuyo autor se desconoce, tiene miles de retuits y ha generado un extenso debate sobre si es bueno cortar el pelo a un animal así.

Una foto viral de un husky siberiano recién afeitado ha puesto los pelos de punta a más de uno. La extraña imagen muestra la cabeza del perro llena de pelo sobre un cuerpo completamente pelado, lo que ha provocado preocupación en mucha gente, que dudan de si un afeitado así no supondrá un riesgo para la salud del animal.

Si nunca has visto a un husky sin nada de pelo en el cuerpo, aquí lo tienes. Disfruta.

La foto parece auténtica, aunque se desconoce su origen. Un usuario de Twitter la colgó el pasado 7 de junio, y la publicación generó cientos de miles de retuits. En uno de los hilos de la conversación, el usuario dice que el perro no era suyo. La edición estadounidense del HuffPost ha intentado contactar con él pero no ha logrado respuesta.

La foto ha circulado rápidamente por Internet, propiciando un debate sobre los motivos para cortarle tanto el pelo a un perro.

Un veterinario ha explicado al HuffPost que una buena capa de pelo en un husky “es como un termo para el calor”. “Le protegería del calor y de quemarse la piel, y en épocas de frío también le resguardaría”, explica por correo electrónico el veterinario Jeff Werber. “Sin embargo, si el pelaje no está sano y está enredado o tiene alguna enfermedad cutánea y por razones médicas debe ser cortado, ahí sí que sería aconsejable hacerlo”.

Fotografías de los penes de 100 hombres te enseñarán lo que debes saber sobre virilidad

LG | Laura Dodsworth no tiene un trabajo normal. Se ha pasado el último año fotografiando penes de hombres para un proyecto de fotografía.

El trabajo final, ‘Manhood: The Bare Reality’ (Virilidad: La verdad desnuda), no es un título infundado ni tan sórdido como suena. El libro, que presenta en total 100 penes, explora la actitud de los hombres frente a su cuerpo, su masculinidad, el sexo y la sexualidad.

El resultado es una exposición de las experiencias de los hombres: desde aquel que tiene 20 años y dejó de ver porno porque se volvió adicto e incapaz de tener una vida sexual sana hasta el hombre de 58 años que ha pasado su vida avergonzado por el tamaño de su pene.

Ésta no es la primera vez que Dodsworth le pide a sus modelos que se desnuden. En su obra debut, ‘Verdad desnuda’ incluía 100 fotografías de senos de mujeres junto con historias inspiradoras para combatir la imagen negativa del cuerpo y de la representación de la mujer en los medios.

Ahora, apuntó su lente a los chicos.

LAURA DODSWORTH

“Los senos y los penes no son contraparte directa pero ambos encarnan respectivamente lo que significa ser mujer y hombre”, explicó al HuffPost UK. “Virilidad es una palabra para el pene. Parecía ser un buen tema de conversación sobre virilidad y masculinidad”.

Los hombres que se ofrecieron como voluntarios para ser parte del proyecto son anónimos. Ya fuera que Dodsworth los invitara directamente, o fueran recomendados por alguien, o contestaran a una invitación de redes sociales, todos los participantes estaban “100% felices de participar”.

Pero a la hora de desnudarse para Dodsworth, las reacciones de los hombres eran muy diferentes:

“Algunos no tenían ningún problema para desnudarse. Otros eran más tímidos. Otros estaban orgullosos”.

Dodsworth dijo que estaba “sorprendida” y “conmovida” por la honestidad de los hombres frente a la cámara.

“Nunca conocemos la historia de alguien hasta que preguntamos… Algunos hombres llegaban con verdadera hambre. Yo creo que ellos no tienen mucha oportunidad de ser honestos y crudos sobre sus vidas y sentimientos. Nunca había oído hablar a los hombres de esta forma. Algunos decían que nunca habían hablado así con nadie, ni con sus parejas. Es un verdadero privilegio poder presentar estas historias ante el mundo”.

Mediante las entrevistas descubrió que los hombres viven con la presión de la imagen del cuerpo, especialmente a causa del tamaño de su pene o su desempeño sexual.

“Esta ansiedad permea todos los aspectos de sus vidas. Me di cuenta de que muchos habían vivido con vergüenza y temor innecesarios a causa de sus cuerpos. Como los penes son tabú, los hombres no ven mucha variedad de ellos”, dijo.

Dodsworth espera que el libro ayude a cambiar las expectativas rígidas de la sociedad con respecto a la masculinidad porque ofrece una gran variedad de experiencias y puntos de vista masculinos.

“La interpretación de la gente de las historias y el impacto visual de las fotografías será único para ellos. Todos tenemos diferentes experiencias e ideas cuando interpretamos cualquier obra de arte, pero lo que yo espero es que la gente pueda sentir calidez y se sienta inspirada y piense un poco más en lo que significa ser hombre”, dice.

Creo que el sexo deberían regresar al sexo a su maldito pedestal

LAURA DODSWORTH

Edad: 46

Me intriga esta oportunidad de hablar de mis relaciones con… no quiero decir pene y no me gusta decir pito…Rufus, sí, Rufus. (se ríe) Mi pene, Rufus, es una especie de barómetro de mi salud, mi felicidad y mi condición física. Mi sentido de bienestar se relaciona con mi energía sexual.

Yo siempre me he sentido en comunión con mi cuerpo y con el de otra persona cuando siento que mi condición general, salud y energía están en un punto alto. Irónicamente, la única vez que me preocupé por Rufus fue cuando pasé por una época, hace un par de años, en la que Rufus no se levantaba. Y eso era un síntoma de otro problema de salud. Nunca había pensado siquiera que el estrés afecta tu cuerpo y tu sexualidad. Si no fuera por eso tal vez nunca me hubiera dado cuenta de que tenía presión alta y que el estrés puede tener ese efecto negativo en tu deseo sexual.

Yo sabía que algo estaba mal porque había deseo pero Rufus no estaba. Yo pensaba, ‘Hombre, ¿qué haces? No pareces preocupado. Yo sí, todo el equipo lo está, ¿qué te pasa? Vamos, hombre’.

Tengo una mente muy activa y siempre estoy haciendo malabares con respecto a las fechas límite, trabajo, escribir y diferentes proyectos, y el único momento en el que mi cerebro está completamente en silencio es durante el sexo. Alguien me preguntó una vez “¿En qué piensas cuando tenemos sexo?’ y yo dije, ¿Qué quieres decir? ¿Qué pienso? Pues… Aquí estoy contigo. Estás desnuda, estamos haciendo el amor y ¿qué más? No hay pensamientos. Y luego pensé, ‘¡Ah! ¿tienes fantasías? ¿Otras personas? ¿De verdad?’ Para mi el sexo es casi una vacante. Es un momento de darse completamente, de tener calma total en el mundo, ¿Entiendes lo que quiero decir? Es estar totalmente presente.

El pene es una herramienta de comunicación. Es una especie de puerta de escape para lo que eres y para tu ego, para ser totalmente absorbido por el ser de otra persona, y también en otro tú, un otro más primitivo. Creo que no hay nada más grande que estar totalmente presente en el sexo. Es un viaje espiritual. Podemos jugar con el poder y el sexo, pero hay que tener en mente que es un juego. Creo que allí hay una oportunidad para ser creativo y para renovar el intercambio. Y Rufus, o como quieras decirle, es parte de un pasaje a ese lugar.

¿Soy el primer hombre negro del proyecto? ¿Por dónde empiezo? Es un puto dolor de cabeza. Cuando eres joven y negro llamas la atención de manera poco usual y te miran como un ser sexual, especialmente en los antros. Los hombres somos hombres y nos gusta tenerla fácil; somos inseguros, no queremos que nos rechacen. Y resulta embriagante llamar la atención de una manera tan sexual. Es como un vocabulario simple. ‘No tengo que hacer ningún esfuerzo. Ni siquiera tengo que comprar bebidas. Ni siquiera tengo que ser guapo.’ (Risas) ¡Maldita sea! Es embriagante, pero como cualquier otra adicción, también tiene su lado malo. No es siquiera una atención muy individual. No soy yo realmente, es el personaje de un hombre negro: tamaño del pene, mayor sexualidad, dispuesto. Es emocionante y he participado, pero con algo de culpa después, porque pienso, ¿Qué rayos? Sólo fuí la fantasía Mandingo de alguien.’ Y lo hice no por ser negro sino por estúpido y me buscaron y yo se que no se espera mucho de mi. Como hombre puedes compartamelizar eso, pero hay una parte de ti que quiere que la gente quiera más de ti, que sienta curiosidad. No es que los hombres negros sean híper sexuales, es sólo que los hombres, si les dan la oportunidad, quieren ser tan sexuales como sea posible, si les dan pastel, comen pastel.

Yo crecí en un ambiente de clase trabajadora y algunas veces iba a los antros de negros que están cerca de esa zona y las mujeres blancas se me acercaban y decían, “Yo no salgo con hombres blancos, yo sólo salgo con hombres negros.’ La parte de mí que tiene una educación de posgrado dice ‘¡Guau! ¿Por qué? Un hombre es un hombre. ¿De qué se trata? Éste es un fetiche sin sentido.’ Algunas veces estas mujeres terminan siendo víctimas porque buscan hipermasculinidad y buscan cierto tipo de hombres.

Creo que tiene un efecto dañino en algunos hombres negros que conozco porque aceptan e internalizan esa concepción de ellos. Cuando eres minoría en una sociedad te miras como la mayoría de la sociedad te ve. Empiezas a crear tu propia identidad en parte como respuesta a esta proyección. Y también la proyección se convierte en una herramienta de solidaridad. La proyección puede ser un medio para levantar nuestro ser o nuestra autoestima.

Los hombres y las mujeres disfrutan el sexo, y tienen curiosidad, y alardean sobre el sexo de diferentes formas, pero creo que los hombres están más asustado y entienden menos la naturaleza emocional del sexo y lo compartamelizan. Al hacerlo, existe una especie de auto brutalización que continúa porque el intercambio sexual es algo más que una conversación y una taza de té. Hay algo de ti que das. Creo que en muchas formas las mujeres están más en sintonía con la inversión sentimental que viene con el sexo, la sensación de que hay un límite que se está cruzando, que es algo más que un acto mecánico y más que sólo placer. Eso no quiere decir que todas las mujeres quieran quedarse con todos los hombres con quienes duerman, pero creo que hay una cualidad diferente de comprensión de ese intercambio para algunas mujeres. Lo siento, es muy difícil hablar en estos términos porque todo el tiempo creo que estoy diciendo pura estupidez porque hay muchas excepciones. Así es que estoy dando enormes brochazos para estas advertencias masivas.

Creo que sólo tememos ser idealistas. Todos estamos asustados, no sabemos qué nombre ponerle a lo que estamos haciendo. En las sociedades antiguas venerabamos el falo y la vagina y existe una razón para eso. Si nos damos cuenta de que el sexo no es sólo para gratificarnos, entonces se amplía la comunicación, y creo que seríamos más respetuosos. Creo que el sexo debería ser regresado a su pedestal.

Dejé la pornografía

LAURA DODSWORTH

20 años

Me encantan los deportes pero no me preocupa realmente la apariencia. Me gusta verme bien pero creo que mi apariencia es más el resultado del deporte. Es normal que la gente vaya al gimnasio, cargue peso, pero los músculos que están construyendo no sirven de nada. Si yo estuviera en una situación difícil la libraría fácilmente debido a mi condición física.

Por el momento el parkour es mi deporte principal. De niño corría mucho y cuando me aburrí de eso me fuí a escalar en roca. Soy bastante competitivo en lo que se refiere a los deportes, y si hay competencia, normalmente trato.

Conozco a un par de conejitas de gimnasio, pero realmente no me puedo llevar bien con esa gente. Por alguna razón los gimnasios tienen esas paredes de espejos, y ustedes, los que levantan mucho peso se paran allí y se toman fotos para Instagram o Facebook o lo que sea. Es muy narcisista el asunto.

Mucha gente usa esteroides. Cuando estaba en la universidad, un par de amigos usaban esteroides, se los inyectaban en las nalgas, o hacían que sus amigos lo hicieran, aunque era un poco raro. Tenían problemas de control de ira. No se si es porque es el tipo de personas que hacen esas cosas o porque los esteroides provocan ira, pero eran tan propensos a la ira que si hacías un chiste para burlarte de ello, se ponían muy mal. Sólo era carrilla, un chiste. Un tipo literalmente me empezó a empujar en el estacionamiento y yo le decía, ¿Te das cuenta de que si me golpeas que van a correr de la universidad y vas a perder tu trabajo?’ Y él me decía, ‘No me importa?. Y yo le decía ‘¿Cómo que no te importa?? Es realmente preocupante.

No eran tontos, les iba bien con su trabajo en la universidad pero nunca tenían pensamientos intelectuales. No pensaban en sus sentimientos, el significado de las cosas. Todo el tiempo decían cosas como ‘Cuando fuimos a Ibiza y nos cogimos a unas mujeres’. La idea de irse de vacaciones a beber y a intentar y tener sexo con montones de mujeres borrachas no me llama la atención. Creo que si eres relativamente una buena persona seguramente vas a encontrar a alguien que quiera tener sexo contigo por una buena razón, no sólo porque estén borrachas.

Dejé la pornografía. De hecho dejé de masturbarme completamente desde hace mucho tiempo.

Tenía algunos problemas para eyacular con mi ex cuando teníamos sexo. El sexo manual y oral estaba bien, pero era normalmente porque estaba del lado rudo. Creo que empecé a asociar la eyaculación con mi mano y con la pornografía. Tampoco podía estar arriba.Creo que eso era porque cuando veía pornografía estaba acostado, mientras que para tener sexo tengo que estar arriba y moverme.

Mi nueva novia hizo algunas investigaciones. Hay algunos problemas. Ver pornografía no es tener sexo. La sensación de la mano no es igual al sexo o a otra persona, hay esta cosa que se llama el ‘agarre de la muerte’. Lo que le pasa a mucha gente que se aprieta mucho cuando se masturba y se acostumbra a eso entonces el sexo no aprieta lo suficiente. Quiero decir, hay gente que está muy apretada, pero no tanto. En mi caso, la mezcla de todo me llevó a este problema. Mi novia y yo podemos tener sexo ahora sin problemas. Bueno, lo estamos intentando. Quedan algunos detalles pero obviamente que la gente tiene cosas en el sexo en las que tiene que trabajar y es bueno hablar de eso.

¿Les cuento cómo nos conocimos? Nos conocimos haciendo parkour y fuimos amigos un buen rato. Hace algunos años ella escribió un contrato sexual como parte de un proyecto de arte pero nunca tuvo oportunidad de usarlo. Una noche ella me preguntó si quería firmar con ella el contrato. Al principio le dije que no. Después reflexioné y pensé, ¿Qué es lo peor que puede pasar? Pues soy su amigo, ¿qué tiene de malo el sexo? ¿Por qué no?’ Le mandé un mensaje para preguntarle si podía cambiar de idea. Y entonces me mandó el contrato. Es una gran idea, pero me tardé un poco en entender por qué me parecía tan raro al principio.

El que firmé se llamaba ‘Tres fusiones’, como diciendo que tienes sexo tres veces y después deciden hacia dónde quieren ir. Puedes firmar otro contrato, o puedes dejarlo allí y no hacer nada. Puedes romperlo en cualquier momento, pero la idea es que lo firmes como lo harías con cualquier otro contrato. Así es que firmas este contrato y luego haces el acto. Obviamente que no es algo legal en Reino Unido.

¿Nuestro primer beso? Okay, torpe. Fue en este sofá. (Risas) No estaba en el contrato, pero decidimos desde antes que sería un poco raro no besarnos para tener sexo, o para llegar a él. Empezamos a besarnos y lo primero que pasó fue que nuestros dientes chocaron y los dos hicimos ¡Auch!. Lo intentamos de nuevo y salió mucho mejor.

Fuimos a la recamara y le dije que yo tenía problemas para mantenerme duro y para eyacular. No quería decirlo antes de tiempo, me sentía muy torpe. No estaba desnudo y hasta ese punto nunca es demasiado tarde para decir que no. Ella dijo que estaba bien y que trabajaríamos en eso. No perdí mi erección pero no eyaculé teniendo sexo.

A fin de cuentas la pornografía es una adicción. De la misma forma en que jugar no es una adicción física, realmente no está en tu cuerpo, pero se mete en tu mente. Yo veía pornografía diario.

Dejar la pornografía y la masturbación fue como hacer un reset. Después de unas semanas pude tener orgasmos de nuevo con el sexo. Tenía que ser un poco rudo, rápido para empezar, pero en ese punto podía. Después pasó de ser torpe y un poco incómodo porque no pasaba nada a ‘¡Oh, puedo tener orgasmos con el sexo, esto es bueno!. Después se volvió un poco más lento y se volvió muy bueno. Podía tener orgasmos con sexo más suave. Todavía tenía que ser un poco más rápido de lo que yo quería . Todavía tengo problemas para venirme cuando me muevo o cuando no estoy abajo. Pero eso también está mejorando, estoy muy cerca”.

Muchos hombres más grandes que empezaron a ver pornografía más tarde no tienen muchos problemas porque han estado con mujeres, saben cómo es en realidad. El problema es cuando la gente empieza joven en el iPhone que sus papás les compraron, no tienen que usar la computadora ni nada, pueden verla, todas las noches, harcore, softcore, miran a gente usar el puño, introducirlo en el trasero de alguien casi hasta el puño, si quieren ver esas cosas. Pueden ver lo que quieran y es entonces cuando se vuelve un problema. Si creces con esas cosas desde muy temprana edad, se quedan en tu mente. Si llegas a la pubertad y te vas directo a la pornografía, que es lo que me pasó y a mucha gente de mi edad, es entonces cuando se vuelve un gran problema que te va a afectar después.

Perdí mi virginidad con la esposa de mi maestro

92 años

LAURA DODSWORTH

Perdí mi virginidad con la esposa de mi maestro de primaria. Lo mandaron a Francia como espía y miembros de la resistencia. HIcieron un acuerdo para que mientras él estuviera en Francia y no tuvieran forma de comunicarse si se topaban con alguien que les interesara sexualmente podían tener una relación. Ambos estaban enamorados y siguieron así el resto de la guerra, pero era un acuerdo. Yo tenía 18 años y me fui a quedar con ella cuando me dieron mi pase de embarque. Yo iba para África. Yo los conocía a ambos y los quería también.

Estaba sólo en una habitación. En la mañana, se abre la puerta y entra esta mujer, en bata. Se la quitó y se arrodilló junto a la cama. Y allí estaba este chico inocente. ¿Hombre? Niño. Sin experiencia sexual. Nunca había tenido relaciones sexuales. Fue un acto de bondad. Me enamoré de ella inmediatamente, por supuesto.

La amé. La amé antes. La quería mucho, pero esto fue increíble. Al día siguiente salimos con su hija de compras. Regresé con mi unidad y partí. Me fui con un inmenso placer.Por otra parte, estaba en el ejército. La guerra no era algo que yo hubiera escogido, me llamaron.

Tuve una guerra fácil. Fui chofer y operador de radio. No estuve en contacto con el enemigo. No tuve tareas difíciles. Sólo operaba un radio. No me gustaba ser conscripto pero no me quejaba. Esta era una guerra justificable y yo esperaba que me reclutaran.

Después de la esposa de mi maestro, mi siguiente vez con una mujer fue con una prostituta en un burdel árabe en Algeria. No me acuerdo de haber tenido relaciones allí, pero creo que sí. Después en Italia. Fui a un burdel en Nápoles. Me quedé toda la noche. Eso es raro en los burdeles. Cuando me desperté y la ví pensé que era hermosa.

Ahora ya no tengo actitudes hacia la masculinidad. Tengo demencia. Un psiquiatra dijo que tengo demencia y me mandó medicamentos. Afecta la forma en que piensas y también tu memoria. Hasta los 87 años yo tenía sentimientos normales con respecto al sexo y a la atracción, pero se acabaron de tajo y desaparecieron con mi demencia. Si veo una imagen pornográfica no tengo sentimientos sexuales. Soy incapaz físicamente, no podría tener una erección. Hasta hace algunos años me masturbaba ocasionalmente, pero ya no hay nada, desapareció por completo.

La ausencia de sentimientos sexuales no me importa nada. De joven hubiera sido desastroso. Ya sabes, si un hombre no puede tener una erección pues va al doctor y lo arregla. Como todos los hombres, era algo de lo más importante, pero ya no me interesa. Me casé dos veces y tuve romances con mujeres que me importaban mucho.

La vida ha cambiado para hombres y mujeres a lo largo de mi vida. Hay una relación más liberal entre hombres y mujeres y una mejoría. Hay más compañerismo entre hombres y mujeres. Aunque cuando yo era joven había muchos hombres que no eran sexistas.

Mi última relación fue en mi setentas, pero entonces eran personas como las que tienen noventa ahora. La vejez sucede más tarde ahora. Hasta que cumplí 87 me sentía normal en casi todo. Bueno, no podía andar en bici igual de bien que cuando era joven.

No puedo decir que soy un hombre feminista. ¿Cuál es la palabra que abarca todos estos problemas? Esta demencia… Existen otras formas de opresión, como la opresión de clases. Eso es, ya recordé, soy un feminista interseccional. En eso es en lo que creo.

 

 

¿Quién es Sol Pérez, la más sexy del “Bailando 2017”?

De dar el pronóstico del tiempo en las mañanas del cable y revolucionar Instagram con sus posteos, a bailar en “ShowMatch”: hasta hoy, era desconocida por muchos. Desde mañana, todo cambiará…

Cuando salte a la pista de Ideas del Sur, una pregunta se repetirá hasta el hartazgo en todos aquellos hogares que sintonicen el programa de Marcelo Tinelli (57): “Pero, ¿quién es esa chica…?”.

Y el interrogante estará motivado por dos circunstancias. Sucede que realmente muchos televidentes no estarán al tanto de quién es la rubia de curvas sinuosas que, casi sin avisar, pasó a formar parte del Bailando 2017. Y segundo, porque al verla, querrán una respuesta concreta ¡e inmediata! a ese interrogante.

¡Pues bien! María Sol Pérez: así se llama (aunque descartemos el María; casi ni lo usa). 23: esos son sus años. La Sobri de Pérez: responde a ese apodo debido a que es la sobrina del periodista deportivo Miguel Pérez, y como secretaria de su programa en TyC Sports (Uno contra uno), hizo sus primeras armas en tevé.

 

5.30: a esa hora se levanta cada mañanaEl clima: frío, húmedo, ¡horrible! Sí, claro… Pero en verdad nos referimos a otra cosa. Ocurre que por dar el pronóstico del tiempo en dicha señal de cable, la modelo comenzó a hacerse conocida.

1.2 millones: la cifra corresponde a la cantidad de seguidores que Pérez cosechó en Instagram (¡el crecimiento es exponencial!) por las fotos que postea. Y más allá de su simpatía, el motivo de semejante suceso se encuentra en su belleza. Y en aquel atributo que en ShowMatch encandilará a todos…

El patín: lo practica desde pequeña, y hasta compitió en la adolescencia; ganó más de un campeonato a nivel nacional. Y ese deporte -que tornea las piernas, claro- es la aclaración que la modelo acerca a quienes la acusan de haberse realizado una cirugía estética en la cola. “Sólo me operé las lolas”, sostiene Pérez, poniéndole el pecho a las críticas maliciosas.

Censura: la padeció en Instagram. Por la denuncia de un usuario, la red social quitó una foto suya muy hot. “Aunque me censuren en Instagram, seguiré subiendo mis fotos”, avisó Sol. Pero, ¿cuál era esa imagen? A riesgo de que nos denuncien, aquí está:

Shhhhh, que nadie diga en voz alta que esa imagen fue tomada para una producción de Teleshow!).

Cinco: los tatuajes que, ubicados en zonas estratégicas de su figura, representan huellas dolorosas en su vida. Porque pese a su corta edad, Sol sufrió. Y sufrió mucho.

¡…!: aquí habrá que colocar nuevas repuestas para nuevos interrogantes que vayan surgiendo. Porque Sol llegó a la pantalla abierta de la mano del programa más visto.

Sol Pérez, lista para la foto oficial del “Bailando”

Sol Pérez, lista para la foto oficial del “Bailando”

Pero a no dudarlo: llegó para quedarse….

Apenas el 1.6 % de los océanos está protegido

Cada año, 8 millones de toneladas de basura llegan al agua. En 2050 habrá más plástico que peces.

Hace un mes, una noticia le dio la vuelta al globo y acaparó varios titulares de prensa: la revista científica estadounidense Pnas, anunció que Henderson, una isla deshabitada en el Pacífico sur, es el lugar con mayor basura del mundo.

Con una superficie de apenas 37 kilómetros cuadrados, está cubierta por 18 toneladas de desechos y más de 38 millones de pedazos de plástico que llegan flotando por el océano todos los días. Ahí los cangrejos viven dentro de las tapas de botellas, las cabezas de las muñecas o los empaques de cosméticos.

Más de 8 millones de toneladas de basura llegan a los mares y océanos cada año, lo que equivale al peso de 800 veces la torre Eiffel o a tirar cada minuto un camión lleno de desechos al agua. De continuar así, el panorama será desalentador: en el 2050 los océanos tendrán más plástico que peces y casi el 100 por ciento de las aves marinas habrán ingerido plástico. La contaminación marina llegará a nuestros platos de comida inevitablemente.

Según un estudio hecho por investigadores de la universidad británica de York, liderado por el doctor Robert Callum, en el año 2015 únicamente el 3,5 por ciento de la superficie marítima total se hallaba semiprotegida, o poseía futuros planes de protección; mientras que solo el 1,6 por ciento estaba totalmente salvaguardada.

A pesar de que estos ecosistemas ocupan tres cuartas partes de la superficie de la Tierra –contienen el 97 por ciento del agua del planeta, absorben el 25 por ciento del dióxido de carbono producido por los seres humanos, generan más de 200 millones de empleos, cobijan a cerca del 80 por ciento de la vida que hay en este planeta y son la más importante fuente de proteína que tenemos– su salud está en riesgo.

La práctica de pesca insostenible y destructiva, la acidificación, el aumento de la temperatura, la contaminación, el turismo desenfrenado y la incapacidad de hacerles frente a todas esas amenazas los tienen en cuidados intensivos.

Por esa razón, esta semana se celebró el Día Mundial de los Océanos, con el objetivo de reconocer su importancia internacional, velar por su protección y generar conciencia sobre el papel crucial que estos ecosistemas desempeñan en nuestras vidas y las distintas maneras en que podríamos ayudar a protegerlos.

“La vida que bulle bajo su superficie y a lo largo de las costas es fuente de alimento y medicina. Nos conectan a todos, unen a los pueblos y a las naciones mediante lazos culturales, y son esenciales para el intercambio de bienes y servicios en todo el mundo”, dice el secretario general de la ONU, António Guterres.

Durante la celebración, que reunió a varios expertos de diferentes campos en Nueva York, se destacó la urgencia de cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 (ODS), que es parte de la Agenda 2030 adoptada por los 193 estados miembros de la ONU en el 2015.

El ODS plantea la necesidad de “conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible”. Para ello se trazan varias metas: reducir la contaminación marina al 2025, reglamentar la explotación pesquera y poner fin a la pesca ilegal al 2020, aumentar los conocimientos científicos y fortalecer la capacidad de investigación, entre otras acciones que ayudarían a disminuir la presión sobre estos vitales escenarios.

Las ciencias oceánicas

Un pequeño puñado de países industrializados es el que se encarga de recoger datos y medir el estado de salud de los océanos en el mundo. Esa fue la conclusión a la que llegó el primer inventario hecho por la Unesco sobre las ciencias oceánicas, presentado esta semana.

“Esto marca un punto de inflexión, en la medida en que representa el primer instrumento puesto a disposición de los países y otros actores para orientar sus decisiones e inversiones en favor del océano”, dijo la directora general de la Unesco, Irina Bokova.

Uno de los datos importantes que arrojó el informe tiene que ver con el costo de las ciencias oceánicas: no hay dinero, ni suficiente interés por parte de los gobiernos para dirigir recursos a este campo.

Para sondear el océano se necesitan barcos de investigación, imágenes satelitales y maquinaria para interpretarlas, robots submarinos o vehículos sumergibles teledirigidos, lo cual representa una inversión considerable que solo algunos países como Estados Unidos, Australia, Alemania, Francia y la República de Corea pueden costear.

Los intereses también varían. Algunos países como India, Noruega y Finlandia poseen numerosas instituciones especializadas en pesca, en tanto que Italia, Rusia, Argentina o Kuwait concentran sus esfuerzos en observar la condición del océano.

En cuanto al recurso humano especializado, China es el país con un mayor número de empleados en la ciencia oceánica (38.000 investigadores), seguido por Estados Unidos (4.000), Alemania (3.300), Francia (3.000), República de Corea (2.400) e Italia (2.100). En este escenario científico, las mujeres son quienes llevan la batuta de las investigaciones en casi todo el mundo.

Finalmente, los investigadores aprovecharon para “jalarles las orejas” a los tomadores de decisiones por no poner en marcha grandes proyectos encaminados a la protección de los océanos. Y abogaron, además, por una cooperación entre países e instituciones que permita realizar más investigaciones y recolectar nuevos datos que permitan preservar la vida marina.

Celeste González, una conejita argentina que trasciende las fronteras

Nacida en San Juan, es modelo y cantante. Se probó como actriz en “Educando a Nina”, y tiene una columna sobre sexo en el programa radial de Coco Sily. Como representante de Playboy, sus fotos llegaron a Grecia e Italia. Y al que quiere Celeste… ¡nada le costará ver sus fotos!

Fotos: Christian Bochichio / Teleshow. Agradecimientos: Hotel Scala Buenos Aires; Make up Tania Jau; lencería Mariana Arbusti

Fotos: Christian Bochichio / Teleshow. Agradecimientos: Hotel Scala Buenos Aires; Make up Tania Jau; lencería Mariana Arbusti

¿Que te sientes gorda? Te hace falta conocer estas ilustraciones

Por Sandra Lucario | Si tu peso no define tu vida pero sí ha tenido un papel muy importante en ella, tienes que ver estas ilustraciones.

DIÁLOGOS DE UNA GORDA

— Con ese vestido se te nota más la celulitis.
— ¡Oh, no! Seguro es porque he olvidado tomar mis pastillas.
— ¿Qué pastillas?
— Las de me importa un carajo tu opinión.

Las líneas que están en negritas son de “La gorda”, protagonista de “Diálogos de una gorda”, serie creada por Arely Sandoval, una “diseñadora de profesión e ilustradora de corazón” de 29 años.

Irónica, hilarante, romántica, conmovedora, así es el personaje creado hace aproximadamente tres años, tiempo en que ha logrado 127 mil 496 seguidores en Facebook y 10,4 k en Instagram.

¿Cómo ha obtenido esta respuesta? Enviando un mensaje empoderador a las mujeres, quienes se identifican con su concepto principal: “desmitificar la palabra ‘gorda’ y dejar de atribuirle significados peyorativos”, explica Arely.

Gorda es un adjetivo como otros tantos y nada más.

En “Diálogos de una gorda”, Arely —quien, como miles de mujeres ha tenido que lidiar con su peso durante años— proyecta sus anécdotas, vivencias y aprendizajes: “He pasado por todas las etapas imaginables, desde estar al borde de la anorexia, hasta más gorda que mi peso actual”.

“La gorda” es una abstracción de ella misma, “creo que siempre me he definido a mí misma así (como una mujer gorda). Tenga el peso que tenga, siempre tengo una gordura mental”.

Lo anterior es el resultado de la presión que la sociedad ejerce sobre las mujeres, en quienes inyecta una obsesión por lograr “el físico perfecto”, que suele evidenciarse en desórdenes alimenticios. En ese sentido, Arely profundiza: “Te puedo asegurar que la mayoría de las mujeres, aunque pesen menos de 50kg, se sienten o han sentido gordas en algún momento de su vida”, explicó.

Y esto no sólo se limita al tema del físico, la guerra social contra las mujeres también abarca temas como que “las señoritas no dicen groserías”, que “no pueden tener sexo antes del matrimonio porque si no entonces ya nadie las va a tomar en serio”, que “si estoy gorda me voy a quedar soltera”, que “si corto mi pelo soy una marimacho”.

— Soy todo eso que estás buscando pero con rollitos.

En ese sentido, la diseñadora tapatía lamenta que a las mujeres se les haya impuesto “un molde bastante apretado con muchas normas a seguir”, que decide cómo debe ser la apariencia femenina, cómo deberían comportarse y encasillándolas si no cumplen con dicho estereotipo/canon.

Aunque asegura que es difícil desaprender todo eso, otro de los objetivos de sus ilustraciones es enviar un mensaje feminista, “lo veo casi como un deber actual”, a fin de “equilibrar la balanza entre sexos, alzar la voz contra los abusos y educar sobre la igualdad”.

También “para exigir un salario igual de competitivo y poder decidir sobre nuestros cuerpos”.

— Este año nuevo, prometo alimentarme mejor. Mejores postres, mejores tacos, mejores pastas, mejores pizzas, mejores vinos.

En “Diálogos de una gorda” hay tres personajes: “La Gorda”, la novia de la gorda (que es la mujer morena) y Gandalf (su gato). Sí, “la gorda” —además de gorda— es lesbiana.

Gracias a sus ilustraciones, Arely ha logrado explicar mejor sus ideas y romper la barrera de los idiomas. Y también ha conectado con sus lectoras, quienes le han compartido sus experiencias, cómo se sienten identificadas con las ilustraciones y le agradecen haber creado un personaje fuera de los “comunes”.

Ella, por su parte, agradece que le confíen un pedacito de sus vidas.

Mamá ya dejó de preocuparse…

Había estado adelgazando peligrosamente y estaba deprimiéndose. Era irritable, gruñona y amargada. Hasta que un día, de pronto, ella cambió.

La situación estaba igual, pero ella era distinta.

“Viejita -dijo mi padre- llevo tres meses buscando trabajo y no he encontrado nada, voy a echarme unas cervezas con los amigos.”

– Ah, okey.-Contestaba mi madre.

-Ya encontrarás.

“Mamá -dijo mi hermano- reprobé todas las materias en la facultad.”

-Ah, okey. -Respondió mi madre. -Ya te recuperarás y si no pues repites el semestre. Pero te lo pagas tú.

“Mamá- dijo mi hermana- Choqué el carro.”

-Ah, okey. -Suspiró mi madre. -llévalo al taller, busca como pagar y por lo pronto muévete en bus.

“Nuera -llegó diciendo su suegra, que siempre la fustigaba y encaraba-vengo a pasar unos meses con ustedes.”

-Ah, okey. -dijo mi madre. -Acomódese en el sillón y agarre unas cobijas del clóset.

Todos se reunieron preocupados al ver estas “no reacciones” de mi madre. Sospechaban que hubiera ido al médico para que le recetara unas pastillas de Alpinchimadrina de 1000 mgs.

Seguramente estaría ingiriendo una sobredosis.

Propusimos hacer una “intervención” a mi madre para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento anti-encabrita miento.

Pero cual fue nuestra sorpresa que, cuando nos reunimos en torno a ella, explicó:

-“Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida.

Me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi enojo, mi insomnio y mi estrés, no sólo NO resolvían sus problemas sino que AGRAVABAN los míos.

YO NO SOY RESPONSABLE DE LAS ACCIONES DE LOS DEMÁS, PERO SÍ SOY RESPONSABLE DE LAS REACCIONES QUE EXPRESE ANTE ESO.

Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde.

He tomado cursos de yoga, de meditación, de Milagros, de Desarrollo Humano, de Higiene Mental y de Programación Neurolingüística… y hay un común denominador: QUE YO SÓLO PUEDO TENER INJERENCIA SOBRE MÍ MISMA, USTEDES TIENEN TODOS LOS RECURSOS NECESARIOS PARA RESOLVER SU PROPIA VIDA.

Yo sólo podré darles mi consejo si acaso me lo pidieran y de ustedes depende seguirlo o no.

Así que de hoy en adelante, yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria sus deberes o su llanta de refacción para cumplir sus responsabilidades.

Los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes.”

Todos se quedaron mudos.

Ese día la familia comenzó a funcionar mejor…

Porque cuando mamá está bien, todos en la casa sabrán lo que les toca hacer…

Carta de una mujer que tenía un novio con pene pequeño

Hola: De que tu pene es pequeño no quepa la menor duda. Pero sí sirve, sí es útil. De eso tampoco hay duda. La mayoría de las mujeres quieren un hombre, y luego quieren un pene. Y tú eres hombre, y tienes un pene, así que todo ok.

Casi todas las mujeres, si pudieran escoger, escogerían un pene bien grande, o un pene grande, o un pene mediano, pero no pequeño. Sin embargo el caso es que para una relación seria muchas mujeres primero se enamoran y luego aceptan lo que les toca, sea de la talla que sea. Y ahí debe estar tu ventaja, esfuérzate en tener una buena personalidad.

Aunque muchas mujeres no lo saben, la vagina de las mujeres está hecha para adaptarse a los penes de los hombres, sea cual sea su tamaño, así que no te preocupes. Además de la adaptabilidad vaginal, que es un hecho que sí te favorece, debes tener en cuenta que existen vaginas grandes, medianas y pequeñas. La gran mayoría son medianas. Las únicas que quizás no sean lo más recomendable para ti son las vaginas grandes, pero si te toca alguna vagina grande todavía puedes dar batalla por aquello de la adaptabilidad de las vaginas.

La raza humana es una sola, pero existen variedades. Entre las variedades de nuestra única raza humana existen tendencias. Por ejemplo, la mayoría de las mujeres asiáticas tienen la vagina más pequeña que el promedio general (pero como en todo, hay una que otra excepción por allí). Así también la mayoría de mujeres africanas tienen la vagina más grande en comparación con el promedio general (pero también hay excepciones). Sea quien sea que te toque de novia, será muy importante que le enseñes a hacer sus ejercicios vaginales, así te sentirá mejor y te disfrutará más, y tú también disfrutarás más.

La falta de una correcta educación sexual hace que muchas mujeres no sepan dominar a voluntad su musculatura vaginal. Los hombres no pueden hacer nada respecto al tamaño de su pene (muy grande o muy pequeño), pero las mujeres sí pueden adaptarse a las circunstancias de lo que tiene su compañero, así que al final no hay problema.

Toda mujer es un mundo por descubrir y no todas quieren lo mismo y de la misma manera, muchas incluso aún no saben bien que es lo que más quieren, sexualmente hablando.

Es importante para ti que tengas en cuenta aspectos bio-psico-socio-culturales básicos propios de la feminidad, o en otros términos, como macho interesado que eres, que conozcas y reconozcas los principales denominadores comunes de las hembras de nuestra especie. Por ejemplo, en lo biológico, todas las vaginas son más estrechas durante los primeros instantes de la excitación sexual, luego progresivamente se van dilatando más, y así cuando las mujeres están muy excitadas sus vaginas se dilatan al máximo que les es posible por sí solas y además su lubricación vaginal también alcanza sus niveles máximos. Luego, pocos instantes antes del orgasmo, la vagina se contrae por sí sola (como un reflejo de querer “atrapar” al pene y “extraerle” todo su contenido). En consecuencia tu pequeño pene será mejor sentido (y tú también sentirás más) solo durante los primeros instantes de la excitación sexual femenina y en los instantes previos al orgasmo femenino. El resto del tiempo intermedio, que es la mayor parte, tu pene pequeño se sentirá algo menos (o bastante menos, dependiendo del caso) pues la mayor dilatación vaginal y la abundante lubricación natural no te favorecen.

Algunos truquitos para ti son que cuando tu chica esté ya muy lubricada de la excitación por ti y por tus caricias, tengas una toallita higiénica (o un támpax) para que le absorbas un poco la humedad (no mucho). Escoge posiciones en la que llegues más al fondo. Al masturbarte no lo hagas siempre apurado (o si te masturba ella) y cuando sientes que ya vas a terminar, detente tratando de que aún no ocurra, así aprenderás a durar un poco más y así cuando estés con tu novia ella te lo agradecerá. Si ella te masturba, con una sola mano le puede alcanzar y sobrar para cubrirte todo erecto y el movimiento de recorrido es poco, así que prueben también que te masturbe con dos dedos (o hasta tres), será menos contacto con la piel pero más recorrido, una sensación diferente para ambos. Lleva una vida sana, procura hacer deportes y en lo posible no fumes ni bebas mucho, así es más posible que estés bien durito para tu chica. Procura aprender a usar bien tus manos, dedos, boca, labios y lengua. La mayor sensibilidad femenina es en el primer tercio (ahí sí llegas) de la entrada vaginal (incluyendo al famoso punto “G”), y sobre todo en el clítoris (tan en la superficie) el cual es la mayor fuente de placer y está también totalmente a tu alcance.

A algunas chicas les gusta darle sexo oral a penes enormes pero otras prefieren a penes pequeños porque les resultan más cómodos. La mayoría de las chicas que gustan del sexo anal prefieren un pene pequeño para ello y allí también eres ideal. Hay chicas que si es posible le dan cierta importancia al grosor (psicológica y físicamente sentirse bien abiertas y ensanchadas) y algunas menos a la longitud (sentir en lo más profundo, que les golpeen la cérvix o entrada al útero, aunque a otras esto les incomoda y duele), en estos casos pueden usar juguetes sexuales si es que ambos están de acuerdo.

No hagas caso de tanta publicidad para agrandamiento del pene. Por lo general sus métodos, productos y/u operaciones no sirven, antes bien suelen ser muy peligrosos, ten cuidado de eso. El cantante Enrique Iglesias confesó tener un pene pequeño, y pronto saldrán preservativos o profilácticos (condones) más pequeños con su nombre. El cantante Eminen también confesó tener un pene pequeño. Ninguno, ni con sus millones de dólares, ha aumentado su tamaño. Y que se sepa las chicas no se ha quejado de ellos.

Es muy importante que asumas bien todo lo dicho líneas arriba. Eres como eres, tu pene es normal, y dentro de lo normal estás en el grupo de los pequeños. Que las chicas casi todas prefieren un pene bien grande, sí, tanto verlo como tocarlo o tenerlo dentro, sí… pero sobre todo quieren el pene de su chico a quien aman. Casi todos los hombres prefieren a la Miss Universo de turno, pero al final sobre todo quieren a la chica que aman y con ella se quedan.

También debes ser seguro, la seguridad debes irla ganando poco a poco tú mismo, y no debe depender de nada sino de tu propia voluntad. Muy pocas chicas gustan de los inseguros (aunque algunas sí, pero no abundan).

Dependiendo de lo que les guste o del tipo de cosas que les den morbo también hay otras posibilidades, algunas un poco “extrañas”. No sé si sea tu caso o el de tu chica. Pero fantaseando un poco puede ser que ella te quiera como novio, compañero, amigo, confidente, padre de sus hijos, cómplice, y mucho más, pero que al mismo tiempo no como amante, o sea te quiera en absolutamente todo excepto como amante y que en ese caso prefiera un semental superdotado con un pene inmenso como amante. Entonces tú podrías dejarla a ella y reemplazarla por una que te acepte exclusivamente con el paquete completo de tu pequeña promoción especial, como viene (pues casi todas aceptan a su hombre con todas sus cualidades y particularidades, ventajas y limitaciones), o también podrías aceptarle dicha extravagancia y permitirle que de vez en cuando con tu permiso se despache a un semental ya que tanto le gusta (pero solo por placer sin mezclar sentimientos). Pero esta última opción aunque es posible y de hecho también ocurre, no es muy recomendable por ser muy riesgosa: en el mundo abundan más las relaciones de pareja y escasean las relaciones consistentes de tríos.

Como vez, así está el mundo. Algunos superdotados o “aventajados” se enamoran de una chica con vagina pequeña y pasan dificultades, pero al igual que en tu caso, todo es posible cuando hay amor, cuando hay amor todo se puede.

Eso sí, una vez que te hayas asumido sexualmente tal como eres, y que en consecuencia ya te sientas bien seguro de ti mismo con toda tu realidad, entonces no será necesario tampoco que te pongas a gritar a los cuatro vientos que eres de pene pequeño. La sociedad actual aun es inmadura (e ignorante de muchas cosas) y en su gran mayoría no entiende algo tan real como es la naturaleza humana. Y cultiva tu personalidad también. Acéptate y a la vez se discreto. Tienes un tesorito secreto que compartir solo con quienes realmente reúnan los méritos.

Y no dudes en contar tus aventuras, entre nosotros (o anónimamente a otras), si gustas con confianza bromea sinceramente con tu pareja un poco de ti mismo comparándote, ríete, juega, eso ayuda a que te aceptes y te sientas poco a poco más seguro de ti.

Cuídate y suerte.

P.D.: Y si por ahora solo quieres mucha diversión con chicas diferentes, supongo que tus potencialmente ocasionales parejas las hallarás entre chicas que también buscan solo diversión, con lo que lógicamente encontrarás dos posibilidades… Unas chicas estarán dispuestas a divertirse solo con aquello que confíen que les dará directamente el mayor placer (como un pene bien largo y bien grueso, que no tendrán contigo porque no es tu caso, es algo que no les puedes brindar porque escapa de tus reales dimensiones), y esto más vale que lo aceptes, es como si tú decidieras que solo quieres una chica flaca (es un ejemplo), en ese caso es probable que si te encuentras con una chica gorda ni le hagas caso (la rechazarías, ignorarías o dejarías, posiblemente ni te excitaría), así también igual te ocurrirá con las chicas que están en busca de penes bien grandes… Pero en cambio, otras chicas estarán dispuestas a divertirse con todo aquello que les pueda brindar placer o que les pueda dar algo de placer (como un pene, cualquiera que sea), y con ellas siempre tendrás tu oportunidad… Así que una vez más hay de todo y para todos: C’est la vie!…

Medidas de los penes / Tallas de los penes (en erección)

Longitudes anormales

Menos de 8cm: Micropene (Patología congénita que dificulta el coito satisfactorio).

Longitudes normales

De 8cm a 11cm: Minipene (Talla “XS”: super small).
De 11cm a 14cm: Pene pequeño (Talla “S”: small).
De 14cm a 18cm: Pene mediano (Talla “M”: stándard). Más de la mitad tienen este tamaño.
De 18cm a 21cm: Pene grande (Talla “L”: large).
De 21cm a 24cm: Pene extragrande (Talla: “XL”: extra large).
De 24cm a 27cm: Megapene o Maxipene (Talla “XXL”: extra extra large).

Longitudes anormales

Más de 27cm: Macropenes (Patología congénita que dificulta el coito satisfactorio).

PUBLICADO POR PABLO VARELA