Imparten ISSSTE-CNDH Talleres de Prevención a Violencia

La Delegación Estatal del ISSSTE en coordinación con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, llevo a cabo el taller “Prevención y atención de la violencia sexual en niñas, niños y adolescentes”, dirigido a los derechohabientes de la capital.

El evento se realizó en el auditorio de la clínica hospital del ISSSTE Victoria, la Lic. Marisela Delgado Hernández, Coordinadora de la Campaña Nacional de Prevención y Protección de Niñas, Niños y adolescentes, tuvo a su cargo la impartición de este importante tema.

Dicho taller tiene como objetivo específico, difundir y promover los derechos humanos de la niñez y adolescencia susceptibles del maltrato y como consecuencia de este la comisión de conductas sexuales ilícitas en su persona, mediante talleres, dirigidos a la población objetivo, drechohabientes, servidores/as públicos, padres, madres, tutores y personas que los tengan bajo su cuidado.

Se busca propiciar la cultura de la denuncia o querella ante las autoridades correspondientes, así como proporcionar elementos a los padres, tutores o a las personas que los tengan bajo su cuidado para la elaboración de un plan de prevención de conductas sexuales de acuerdo a la edad de la niña, niño o adolescente.

Durante el curso el Dr. Martin Tofic Salum Fares, en representación del Delegado Estatal del ISSSTE, Dr. Juan Guillermo Mansur Arzola, dio la bienvenida a los participantes, destacando la aportación de esta capacitación que brinda la CNDH y el ISSSTE para fortalecer la prevención de la violencia contra los niños, niñas y adolescentes.

Durante el Taller se contó con la presencia del Subdelegado de Administración, Lic. Cesar Martínez Acosta,  la Jefa de Unidad de Atención a Derechohabiente y Comunicación Social, C.P. Sandra Luz de León Maza, Dr. Juan Sebastián Wong Martínez, Director de la Clínica Hospital del ISSSTE Victoria.

Como parte de esta actividad que desarrolla conjuntamente el ISSSTE y la CNDH, el día de mañana se impartirá el taller de “Los derechos y obligaciones de los servidores públicos como garantes de los derechos de las niñas, niños, y adolecentes de acuerdo a la ley general de los derechos de niñas, niños y adolescentes”, Orientado a los Servidores Públicos en Activo, actividad que es libre y pueden acudir los derechohabientes del ISSSTE.

Playa Bagdad: el extraño lugar donde empieza la frontera entre México y Estados Unidos

Por Manuel J. García | LG | Empieza de la forma menos pensada. Podrá ser la frontera más transitada del mundo y una de las más controladas, pero donde comienzan a separarse Estados Unidos y México no existen el tránsito ni los controles.

Para verlo se debe llegar a Texas y pasar por Harlingen, ir a las afueras de Brownsville -la última o primera ciudad fronteriza según cómo se mire- y recorrer Boca Chica Boulevard en dirección este hasta el final. Esta carretera de asfalto gastado, que se convierte en arena, se estrella contra las olas achocolatadas del golfo de México.

La arena es dura y la franja entre el mar y las dunas permite circular hacia el sur, donde, en algún punto, termina Estados Unidos y empieza México. La playa parece abandonada. Un delfín yace sin vida con la boca abierta. Un barril de metal semienterrado que vino a encallar aquí no deja de oxidarse, a una casa rodante sin gente a la vista la custodia, simpático, un perro de pelaje blanco.

La larga lengua de arena está marcada por anchas huellas de neumáticos y, al final, a cuatro kilómetros de la entrada, otra corriente de agua irrumpe en escena. Tras más de 3.000 kilómetros de viaje allí muere el río Bravo y, desde el 2 de febrero de 1848, nace la frontera.

Sus aguas dulces se unen, mezclan y revuelven con las saladas del golfo. En medio de dos tramos de arena sucia fluye un espejo de agua marrón que en su punto más flaco no mide 30 metros. A quienes llegan sin conocer les invade la duda, genuina, de saber exactamente dónde se acaba Estados Unidos y si lo que se ve del otro lado es México.

La incertidumbre lleva a la pregunta, que se grita porque la brisa se lleva las palabras hacia el golfo. “¡¿Eso es México?!”. “¡Sí, es México!, devuelve la voz de un hombre del otro lado.

Entonces sí, aquí empieza la frontera. No hay agentes de la Patrulla Fronteriza, ni aduanas, ni muros. Ni siquiera un cartel que indique que si te lanzas al mar en pocas brazadas estás en otro país. En esa otra orilla lodosa, un puñado de mexicanos pasan el día en la desembocadura de un río que es Bravo, cuando ellos hablan, y Grande, en boca de los estadounidenses.

Llegaron en una 4×4, con la familia entera y braseros a cuestas para asar carne. Con el agua por la rodilla, sostienen la caña de pescar y esperan. A la hija de Feliciano se le escapa su bote inflable rosa y acaba en Estados Unidos. Feliciano, sin quitarse la camiseta de la selección española, se lanza a nadar para recuperarlo.

Mientras le saca el aire para llevárselo de vuelta explica que la necesidad lo hizo venir por el salvavidas, más que nada por los niños, por cómo está la corriente. Que ahorita que pisó territorio estadounidense sí está indocumentado, para qué negarlo. Que por lo regular no se los ve a los de la Patrulla Fronteriza, pero a veces se dan una vuelta, por eso ya se va a regresar. Y que está fuerte la corriente.

Se persigna, se sumerge y nada, y en menos de un minuto se reúne con su familia en México. Vienen de Playa Bagdad, a 15 kilómetros por la costa, destino turístico para la gente del norte del estado de Tamaulipas.

“Tal es la obstinación de este pueblo”

Playa Bagdad tuvo varios nombres a lo largo de la historia pero el que le quedó fue ese y, según la leyenda, se originó porque sus dunas les recordaron a los soldados estadounidenses a esa ciudad mesopotámica. Eran tiempos de la Guerra entre México y Estados Unidos, un conflicto nacido en 1846 del afán expansionista de este último y que se saldaría en 1848 con un tratado que determinó la actual frontera entre ambos.

En 1836 Texas, en ese entonces parte de México, se había declarado independiente alentada por el malestar que les generaba el antiesclavismo mexicano. Envalentonada por la victoria, desestimó su límite sur que se encontraba sobre el río Nueces más de 200 kilómetros al norte del Bravo, y lo llevaron al que es hoy.

México se opuso pues lo consideraba parte de su territorio. En 1845 la anexión de Texas por parte de EE.UU. dio el golpe de gracia a la paz y, tras un enfrentamiento entre tropas de ambos, se fueron a la guerra. La derrota mexicana marcó la frontera para siempre.

En marzo de 1847, al mando de 70 navíos, Scott bombardeó el puerto de Veracruz y luego dirigió a 6.000 hombres en la batalla de Chapultepec, que se saldó el 16 de septiembre con la afrenta de la bandera estadounidense ondeando en el Palacio Nacional y el ejército invasor ocupando Ciudad de México.

Como recuerdo de esa época queda el himno de los marines estadounidense, cuya primer estrofa empieza From the Halls of Montezuma (Desde los salones de Montezuma).

Dos días después de la ocupación de Ciudad de México, Scott escribió una carta al secretario de Guerra en Washington, diciéndole “tal es la obstinación, o más bien el enamoramiento, de este pueblo, que es muy dudoso que las nuevas autoridades se atrevan a demandar por la paz en las condiciones que, en las negociaciones recientes, fueron dadas a conocer por nuestro ministro”.

No hubo ni un atisbo de ecuanimidad. La humillación en el campo de batalla dio paso a la ignominia de la diplomacia que se saldó con la firma del tratado de límites entre ambos países a comienzos del año siguiente. México quedó desmembrado al perder la mitad de su territorio y la frontera se estableció en el río Bravo. Hay quien podrá afirmar que esa herida no sólo no cicatrizó sino que aún sangra.

Y este punto siguió teniendo importancia histórica. El puerto de Playa Bagdad resultó vital durante la guerra civil estadounidense entre 1861 y 1865. Los 11 Estados Confederados, que habían declarado su independencia, dependían del algodón que se producía en el sur.

Para evitar el bloqueo impuesto por la Unión (e ideado por el general Winfield Scott), este puerto se convirtió en una puerta trasera para que el producto saliera al mar, llegara a Europa y de allí volvieran barcos -franceses e ingleses en su mayoría- con el correo, suministros y armas.

Puerto Bagdad veía pasar barcos a vapor pintados de gris para camuflarse con el plomizo mar nocturno, que navegaban hacia el Caribe y luego su mercadería viajaba más allá.

El frenesí del puerto kilómetros al sur del río se acabó con el fin de la guerra civil estadounidense no sin antes atravesar, en 1866, la Batalla de Bagdad, entre tropas republicanas mexicanas y soldados del Segundo Imperio Francés y Mexicano. En 1880 no pudo con el enésimo huracán y, oficialmente, la ciudad se declaró inexistente.

A comienzos del siglo XXI el río se cansó de ser frontera y su desembocadura quedó bloqueada temporalmente por un banco de arena. Se cortó el vínculo con el golfo, mas no la esencia de un sitio donde el límite surge imperceptible, calmo y armónico en la mitad del curso.

La brisa sostenida mantiene en el aire un concepto de frontera redefinido por la ausencia de división. La corriente es prometedora, río arriba recién inician las verdaderas complejidades de este límite. Las olas rompen y resurgen en cíclica comunión con un entorno ajeno a separaciones geográficas, políticas o sociales. Ser frontera es parte de la naturaleza.

 

 

Lanza ISSSTE convocatoria nacional de fotografía “Mirada por un Buen Trato”

El Dr. Juan Guillermo Mansur Arzola, Delegado Estatal del ISSSTE, en rueda de prensa, invito a los tamaulipecos de 12 a 29 años de edad, a participar en el primer concurso nacional de fotografía “Miradas por un Buen Trato” actividad que tiene como objetivo promover, difundir, reconocer y estimular las buenas acciones a favor de la equidad y a la no discriminación de nuestro país.

Indico el funcionario que “gracias a la cruzada trato por un buen trato, las buenas practicas que emprende el ISSSTE, son tangibles para quienes trabajamos en el Instituto y en beneficio de la derechohabiencia”.

Con la convicción que debemos esforzarnos para lograr cada vez más servicios de calidad, el ISSSTE convoca a jóvenes a derechohabientes y de todo el país a que participen en este concurso fotográfico.

Mansur Arzola dijo que uno de los objetivos es mostrar el avance que México ha tenido en el tema de la igualdad y no la discriminación donde el instituto participa diariamente con acciones y buenas prácticas en sus distintos programas en beneficios de los derechohabientes.

La convocatoria del primer concurso nacional de fotografía “miradas por un buen trato” estará abierta a partir de este medio día y los participantes tendrán como fecha límite para enviar sus imágenes hasta el 18 de agosto.

El concurso en cuestión no tiene costo alguno y la dinámica consiste en lo siguiente: la gente puede entrar al sitio virtual del ISSSTE, mandar su fotografía, registrarla, pedir su número de folio y posteriormente mandar una copia de su número de folio, solo se permite una fotografía por participante.

Existen dos categorías, la primera dirigida a los jóvenes de 12 a 17 años, cuyo premio para el primer lugar es de 30 mil pesos, la segunda dirigida a jóvenes de 18 a 29 años, con un premio de 70 mil pesos para el ganador del primer lugar.

Las fotografías deben ser inéditas, únicas y originales. Para consultar los requisitos del concurso los interesados pueden ingresar al link www.gob.mx/issste donde podrán acceder a la convocatoria de esta gran actividad.

Impartirá ISSSTE curso de calidad en Salud

Con la participación de destacados profesionales de la medicina se llevará a cabo el “Curso de Calidad en Salud 2017”, que promueve la Clínica Hospital del ISSSTE en Reynosa, los días 15 y 16 de junio del presente año.

La actividad será inaugurada por el Dr. Juan Guillermo Mansur Arzola, Delegado Estatal del ISSSTE y por el Dr. Alfonso de León Perales, Secretario General del Sindicato de la sección XXXIII de la Institución de Salud, actividad que se realizara en el Auditorio “Baudelio Villanueva” de la unidad médica de Reynosa.

“Metas Internacionales de Salud”, “detección oportuna de cáncer de mama”, “manejo de diabetes mellitus por etapas”, “importancia de los indicadores de calidad en salud”, “temas prioritarios de la salud”, “trato para un buen Trato”, “cuidados paliativos como parte integral de salud, Tanatología”, entre otros temas que serán abordados.

En el curso de calidad participaran ponentes como la Dra. María del Refugio Elizondo Arias, Dra. Aracely Mónica Paulino Rosas, Dr. Norberto Vaca Sánchez, Dr. Ernesto F. Higuera Calvo, Q.F.B. Pedro Alamo Solís, Dra. Amy Saday Azuara Pérez, Q.F.B. Ma. Del Carmen Ortiz banda, Dra. Mónica Gálvez López, entre otros destacados médicos.

También en el congreso médico participaran la Universidad del Valle de México, así como la Escuela de Enfermería UMAN y tendrá un valor curricular de 16 horas para los participantes.

Los interesados en participar pueden solicitar informes en la clínica hospital del ISSSTE Reynosa, Dirección Calle Nicolás Bravo c/ Adolfo López Mateos s/n, Col. Bellavista, Tel. (899) 922 2690 Ext. 31285, de la coordinación de enseñanza en horario de 8 a 14 horas con la Dra. Roció Márquez Rodríguez.

Penal de Ciudad Victoria, “foco rojo desde hace mucho tiempo”: CNDH

Por Rodrigo Vera | El penal de Ciudad Victoria, y en general todas las prisiones de Tamaulipas, “desde hace mucho tiempo son un foco rojo para nosotros”, afirmó hoy Ruth Villanueva, tercera visitadora de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En conferencia de prensa, con motivo de la presentación del “Diagnóstico nacional de supervisión penitenciaria 2016”, elaborado por la CNDH, Villanueva Castilleja proporcionó además cifras sobre la mala situación de las cárceles de esa entidad:

“Tamaulipas es el quinto estado más mal calificado por nosotros. Tiene una calificación de 4.95. Mientras que la cárcel de Victoria tiene 4.50%”, dijo.

De esta manera se refirió al penal de Ciudad Victoria, donde entre el martes y el miércoles pasado se desató una balacera que dejó un saldo de siete muertos y 13 heridos.

Villanueva Castilleja agregó:

“En este momento hay visitadores nuestros en Ciudad Victoria. Están dentro de la prisión y también hablando con familiares de los reclusos”.

Luego dijo no tener información sobre las organizaciones criminales que operan al interior de ese penal, puesto que a la CNDH no le compete hacer ese trabajo. Explicó:

“Nosotros no investigamos delitos. Ni investigamos a qué organizaciones pertenecen los reclusos. Nuestro trabajo se centra solamente en investigar las violaciones a los derechos humanos que sufren los internos”.

También enumeró una larga lista de prisiones que, como la de Ciudad Victoria, tienen “problemas de autogobierno”. Y mencionó a las cárceles de Culiacán, Los Mochis, Nogales, Matamoros, Torreón, Juárez, Durango, Chilpancingo, Acapulco, Morelia, Uruapan, Fresnillo, Tula, Tapachula y San Cristóbal de las Casas, entre muchas otras.

Luego aclaró que algunas de estas prisiones ya tienen “semáforo rojo en materia de autogobierno, cogobierno o sobrepoblación”, por lo que su situación ya es muy crítica. Mientras que otras tienen “semáforo verde” o “semáforo amarillo”.

Abundó:

“El autogobierno es parte de un proceso que proviene de la corrupción y de la falta de personal apropiado en las prisiones, pues sabemos de casos en los que los custodios les piden ayuda a los internos. Esto no debería darse”.

Los miembros de la delincuencia organizada –declaró enfática– no deben estar ni en las prisiones municipales ni en las estatales, “deben estar solamente en los centros federales”.

Y para evitar que los visitadores de la CNDH sufran agresiones o amenazas dentro de las cárceles, Villanueva Castilleja indicó que éstos siempre llevan puestos chalecos con las iniciales muy visibles de esa dependencia. “Hasta el momento, no tengo registro de que hayan sufrido algún tipo de amenaza”, aclaró.

Y respecto del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016, indicó que presenta un panorama general sobre la situación que guardan 42 prisiones municipales, 131 estatales, 19 federales y tres militares.

Las principales “deficiencias” que se detectaron en estas cárceles, dijo, son sobrepoblación, hacinamiento, mal perfil de su personal e instalaciones inadecuadas.

Enseguida lamentó que continúen dándose privilegios dentro de las prisiones, ya que mientras 15 reclusos pueden vivir hacinados en una celda, en otra puede vivir uno solo, disfrutando de todas las comodidades, como tener televisión y horno de microondas.

Igual señaló que las prisiones mexicanas aún están muy lejos de cumplir con las reglas internacionales en la materia, como las dictadas por la ONU, las cuales señalan, por ejemplo, que no debe haber más de mil internos recluidos en un centro penitenciario.

“Pero aquí en México los nuevos centros penitenciarios están diseñados para tener, cada uno, un mínimo de 2 mil reclusos”, dijo.

Villanueva Castilleja también señaló que “no debe haber militares” a cargo de las cárceles, ni tampoco deben juntarse procesados con sentenciados. Pero aun así, concluyó, estas prácticas siguen dándose en el sistema penitenciario mexicano.

Dr. Luis Alfonso Reyes Zubiría

Por Gerardo Flores Sánchez

In memoriam

El pasado día 29 de abril falleció en la Cd. de México el Dr. Luis Alfonso Reyes. Quienes tuvimos la oportunidad y el privilegio de conocerlo y tratarlo, ya sea como alumnos de alguno de los numerosos cursos, talleres, diplomados, maestría  o  congresos que el diseñó, organizó e impartió a lo largo de más de 50 años de su  generoso trabajo misionero de curar y enseñar a curar el dolor por la muerte y la desesperanza, sabemos que lo que más nos cautivaba y llenaba de paz y serenidad, al escucharlo, no era solo su conocimiento profundo y su amplia experiencia profesional derivadas de su sólida formación como teólogo, médico, psiquiatra, terapeuta, tanatólogo y suicidólogo, que respaldaban siempre sus consejos y enseñanzas; sino sobre todo era esa luminosa convicción que poseía y que con la integridad de su personalidad y la congruencia de sus actos, contagiaba y sembraba en los demás.

Esa convicción consistía, según explicaba él mismo, en la certeza real de que si elegimos llenar nuestra vida de amor incondicional y de aplicarlo en todo lo que hacemos y con todos los que nos rodean, nunca podremos ser dañados fundamentalmente, por cualquier pérdida que suframos, incluyendo la de la muerte de seres queridos o la propia; porque el dolor del duelo, como indicador de lo mucho que logramos aprender a amar, se puede transformar, si trabajamos en ello, en oportunidades para madurar  psicológica y espiritualmente, para que al fin identifiquemos lo que realmente es importante y  valioso para vivir con plenitud, que debería ser siempre el verdadero destino de toda persona humana.

Como alumno distinguido de Elizabeth Kubler Ross, la psiquiatra suiza-estadounidense que fundó la Tanatología clínica moderna, el Dr. Reyes Zubiría, sostenía que trabajar en aliviar el dolor de los demás era la forma idónea para superar las limitaciones humanas que surgen del egoísmo, la culpa y del miedo a la muerte y a las pérdidas. Por ello en la larga trayectoria de su vida dejó numerosas obras escritas y videograbadas, así como asociaciones y consejos internacionales, nacionales y locales constituidos con tanatólogos y suicidólogos, para que de manera seria, organizada, responsable, ética y humanitaria se pudiera fortalecer la educación continua de estos profesionales y al mismo tiempo diseminar a la sociedad, lo más amplia y rápidamente posible, los beneficios de la teoría y la metodología estas ciencias.

Tamaulipas, la Universidad Autónoma del estado (UAT) y Cd. Victoria, fueron beneficiarias de entusiasmo creador de este sabio mexicano, pues en el año 2002, con su guía y apoyo como profesor se fundó, en  la Unidad de Trabajo Social y Desarrollo Humano (UTSCDH), la primera Maestría en Tanatología del mundo, que fue complementada con el programa del Diplomado de Tanatología y del Capítulo Victoria de la Asociación Mexicana de Tanatología A.C.

Cierto es que nos duele la partida del Dr. Reyes Zubiría, pero siguiendo su enseñanza y ejemplo, su fallecimiento es una convocatoria a redoblar esfuerzos para consolidar el avance de la Tanatología, la suicidología y los cuidados paliativos en nuestro país, a fin de que llevar atención, cuidados, consuelo y acompañamiento profesional y humanitario a los millones de mexicanos que sufren por circunstancias de enfermedad, de muerte de seres queridos, o por las múltiples consecuencias de la época de crisis que no ha tocado vivir.

En medio de las sombras que a veces parecen invencibles, nos toca ahora más que nunca, mantener la luz del conocimiento, amor y esperanza que visionariamente encendió el Dr. Alfonso Reyes Zubiría, un hombre lleno de cualidades intelectuales y espirituales, pero sobre todo un maestro infatigable y un ser bondadoso y feliz. Sabiduría hecha estilo de vida y convertida en persona. Ejemplo de plenitud de vida que sobrevive a la muerte a través de sus obras.