10 Datos que pocos conocen sobre ‘Inception’ y que la hacen una película extraordinaria

27 julio 2020

Christopher Nolan nos tiene acostumbrados a regalarnos grandes películas, pero uno de sus grandes filmes que ya es considerado un clásico es Inception, donde el protagonista Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) nos lleva a un mundo de sueños donde es difícil distinguir lo que es real y lo que no lo es. Aquí tienes 10 datos de por qué es una gran cinta.

La canción Non, je ne regrette rien se usa a lo largo de toda la película para medir la duración exacta de los sueños, que es de 2 minutos con 28 segundos, justo lo que dura esta canción en su versión original grabada por Édith Piaf.

Ya que mencionamos la canción, también hay que decir que la película en total dura 2 horas con 28 segundos, lo que puede ser una pista para decirnos de que todo lo que vimos en realidad fue un sueño, y que al final estamos por “despertar”.

 

Eames le da ese número a Fischer; lo vemos en dos habitaciones de hotel: 528 y 491; Fischer también le da estos números a Cobb, pero ¿realmente qué significan?

 

El personaje de Leonardo DiCaprio se llama Dom Cobb, experto en sueños, y justamente su apellido significa “sueño” en idiomas como el sánscrito e hindú.

Si reúnes las iniciales de los nombres de los personajes te encontrarás con una sorpresa: Dom, Robert, Eames, Arthur, Mal y Saito dan como resultado “DREAMS”, que en español es “sueños”; y si le agregas las iniciales de Peter, Ariadne y Yusuf tenemos “DREAMS PAY”, es decir “los sueños pagan”, que tiene mucha relación con la historia de la cinta.


Otra pista de que se trata de un sueño es que en el primer nivel podemos ver que las matrículas de los coches dicen “The Alternate State (El Estado Alterno)”, como se le puede llamar al mundo onírico.


Algunos elementos arquitectónicos que vemos en el tercer nivel de hecho existen en la realidad, como en la Biblioteca Geisel de la Universidad de California en San Diego, que puedes ver en la fotografía.

El tercer nivel de sueño está inspirado en las escenas de la película 007: Al servicio secreto de Su Majestad, la cual es de las favoritas de Christopher Nolan.


Arthur le explica a Saito que no es posible instalar una idea en la mente de alguien, cuando este le pide hacerlo a él y a Cobb, y le dice “No pienses en elefantes”, con lo que le prueba que aún insertando la idea siempre se sabe que alguien más es el que lo hizo. Esto está basado en el libro No pienses en un elefante, de George Lakoff, el cual explica que hay frases que activan nuestro inconsciente.