Kevin Spacey se sincera: “Déjame que sea Frank”

25 diciembre 2018

El País | El actor estadounidense publica un vídeo en el que interpreta a Frank Underwood, su antiguo personaje en ‘House of Cards’, el mismo día que un fiscal de Massachusetts le acusa de abusos a un joven.

El vídeo dura tres minutos y se titula “Déjame ser Frank”. El actor Kevin Spacey, acusado de varios delitos de abuso sexual y apartado de su vida profesional por ello, interpreta a uno de sus personajes más conocidos, Frank Underwood, el que fuera presidente de Estados Unidos en la serie House of Cards. En una cocina, ataviado con un delantal navideño, realiza una de sus famosas confidencias en tono de reflexión, mirando a cámara, al más puro estilo Underwood, dejando que las frases con doble sentido hagan volar la imaginación del espectador. “Déjame que sea franco”, podría también traducirse ese Let me be Frank.

“Puede que hayan intentado separarnos, pero lo que tenemos es demasiado fuerte, demasiado poderoso. Después de todo, hemos compartido todo. Te he contado mis secretos más oscuros, te he enseñado exactamente de lo que es capaz la gente. Te he agitado con mi sinceridad, pero sobre todo te he retado y hecho pensar”, arranca Spacey, que a finales del pasado año cayó en desgracia cuando estaba en uno de los momentos más dulces de su carrera como actor. Fue otro intérprete, Anthony Rapp, quien declaró al portal estadounidense Buzzfeed que cuando tenía 14 años el actor ganador de dos oscar y estrella de la serie de Netflix House of Cards, Kevin Spacey (entonces de 26), abusó de él. En aquel entonces, Spacey declaró que era gay, según los titulares de entonces para tratar de ocultar los abusos sexuales. Sin embargo, poco después el actor fue apartado de House of Cards por Netflix y el director Ridley Scott también prescindió de sus servicios en la película Todo el dinero del mundo.

El vídeo fue publicado por Spacey poco después de que The Boston Globepublicase que la fiscalía de Cape Cod (Massachusetts) acusa al actor de abusar sexualmente de un joven de 18 años de edad en un bar de Nantucket, una isla del Estado de Massachusetts, hace dos años. Este abuso lo destapó la madre del joven, una periodista de la televisión de Boston, en noviembre del año pasado. “Le compró una bebida tras otra y, cuando estuvo borracho, le agredió sexualmente”, denunció en una rueda de prensa. De acuerdo con el escrito del fiscal de distrito Michael O’Keefe, Spacey deberá comparecer el próximo 7 de enero por cargos de asalto indecente y agresión contra un menor.

“Por supuesto algunos se lo creyeron todo. He estado esperando con el alma en vilo que lo confiese todo. Se mueren porque yo declare que todo lo dicho es verdad”, dice el Underwood personaje sobre el Spacey actor en el vídeo hecho público por este. Y continúa: “¿No sería sencillo? Si fuera todo así de simple… Solo tú y yo sabemos que nunca es tan sencillo ni en la política ni en la vida. Pero tú no creerías lo peor sin pruebas, ¿verdad? Tú no te precipitarías a juzgar sin hechos, ¿verdad? ¿Lo hiciste? No, tú no. Tú eres más listo que todo eso”, reta en el vídeo un Spacey que juega a ser Underwood mientras simula preparar algo en la cocina. El actor, acusado de ser un depredador en el plató de House of Cards y señalado también por abuso sexual durante los meses posteriores al primer escándalo por más de 30 personas, tanto en Estados Unidos como en Reino Unido, desafía escudándose en el personaje de House of Cards: “Puedo prometerte esto: si no pagué el precio por las cosas que ambos sabemos que hice, seguro que no pagaré el precio por las cosas que no hice. Por supuesto que van a decir que soy un irrespetuoso por no respetar las normas, pero nunca lo hice y te encantaba”.

“A pesar de todas las tonterías, la animosidad, los titulares, la impugnación sin juicio… A pesar de todo, a pesar de mi propia muerte (en referencia a la eliminación física de Frank Underwood en la serie de Netflix), me siento sorprendentemente bien. Y mi confianza crece cada día en que muy pronto sabrás toda la verdad…”, insinúa Spacey. El actor concluye en el vídeo (que en pocas horas tras su publicación ya contaba con más de tres millones de visualizaciones): “Si algo hemos aprendido estos años es que en la vida y en el arte nada debe descartarse. ¿Nunca me viste morir, verdad? Las conclusiones pueden ser tan engañosas. ¿Me echas de menos?”