2021: complicadas conmemoraciones

Héctor Aguilar Camín

2021 será un año de conmemoraciones complicadas. Sólo enunciar lo que se conmemora produce extrañeza, al menos si se enuncia como la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en su cuenta de Twitter (@Claudiashein):

«Este año se conmemoran 700 años de la fundación lunar de Tenochtitlan, se cumplen 500 años de la invasión española y se celebran 200 años del México independiente».

Los historiadores tendrán que explicarnos todavía de qué se trata eso de la “fundación lunar de Tenochtitlan” y por qué puede fecharse en 1321 d. C., para que les cuadren los 700 años conmemorativos del caso.
PUBLICIDAD

El año que convencionalmente se reconoce como el de la fundación de Tenochtitlan es 1325 d. C., y es un asunto debatido. La idea de la “fundación lunar” añade una dimensión desconocida a la imprecisión que de por sí sobrevuela la efeméride.

¿Qué decir de que “se cumplen 500 años de la invasión española”? No sé quién habrá inventado esa expresión para referirse a lo que normalmente llamamos Conquista.

No hay historiador serio que llame «invasión española» a la Conquista, término también impreciso pero que al menos no incurre en el absurdo anacronismo de sugerir que lo sucedido en aquellos tiempos fue que un país llamado España decidió invadir con sus ejércitos a un país hoy llamado México.

La expansión del imperio español hacia el Nuevo Mundo fue un proceso complejo y largo en el tiempo. No corresponde sólo, en absoluto, a lo sucedido hace 500 años en lo que hoy llamamos México.

Lo sucedido aquí hace 500 años, puntualmente, fue la caída de la Gran Tenochtitlan, capital del imperio mexica, ante sus despiadados sitiadores, con Hernán Cortés a la cabeza de unos quinientos españoles, más una coalición de millares de guerreros indios (150 mil, según Cortés): tlaxcaltecas, texcocanos, cholultecas, xochimilcas, chalcas, que venían a tomar venganza de sus opresores mexicas y a vandalizar la gran ciudad, temida y aborrecida.

En lo que coincido del todo con la jefa de Gobierno es en que 2021 marca los 200 años de la independencia de México. Pero al coincidir en esto cometemos los dos un sacrilegio de historia patria, que confesaré mañana.