Bonos, rechazo, NAIM, ‘superdelegados’, Corte, Claudia

JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

A veces, la única forma de salir es nunca haber entrado Florestán El martes le contaba que tengo tantas imágenes del día de la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, que necesitaré algo de tiempo para asimilarlas; que son tantos los anuncios, tantas las reacciones, tantos los mensajes, que no puedo todo de golpe. La velocidad de la T-4 me abruma, pero desde el punto de vista periodístico, gozosamente. Como a esas personas que les gusta el dolor del gym, así se dice ahora. Ayer, me planteé un primer tema por la mañana, que a lo largo de las horas fue cambiando.

Desde el triunfo de López Obrador al ceder a las demandas de los gobernadores de que los superdelegados no se ocupen de la seguridad local, que les endosó de mil amores, pasando por la inminente cancelación de las elecciones para gobernador de Puebla, el rechazo de los tenedores de bonos del NAIM a la oferta de recompra del gobierno mexicano hasta por mil 800 millones de dólares, la orden de seguir construyendo el aeropuerto cancelado, está muerta, me dijo en Tercer grado, el inminente proceso sucesorio en la Suprema Corte y la falta del ministro 11, la toma de posesión de Claudia Sheinbaum como jefa de Gobierno de Ciudad de México, con el aval del Presidente de la República, que la ve como una posible sucesora, hasta el partido de esta noche en CU, donde Pumas recibe al América por el pase a las finales del futbol mexicano.

Así, que ante el torrente de hechos, me he tenido que quedar con la enumeración a reserva de poder profundizar, si el vértigo de la T-4 me lo permite. Pero no cejaré. RETALES 1. BONOS. En el sector financiero del gobierno todos le quitan importancia a la respuesta de tenedores de bonos del NAIM de rechazar la oferta de recompra de una serie hasta por mil 800 millones de dólares. La respuesta la dieron vía un despacho de abogados que dice que tienen disposición para sentarse a negociar.

Esto puede ser el inicio de un largo y costoso conflicto en medio de la demencial situación donde continúan las obras de un proyecto cancelado, el NAIM, y le siguen metiendo dinero. No son señales buenas para los bonos soberanos de México ni para el costo de los financiamientos; 2. CARADURA. El ex presidente de la Corte Genaro Góngora Pimentel presentó al Senado una iniciativa para modificar el Poder Judicial, que los ministros sean elegidos por el Congreso, hoy los elige el Senado a propuesta presidencial, y ¡eliminar el NEPOTISMO! ¡Góngora hablando de NEPOTISMO! Como si fuéramos imbéciles y no recordáramos su vergonzoso caso. Hay que tener caradura: y 3. PENDIENTES. La Cámara de Diputados recibió ayer el oficio en el que le solicita confirmar a Carlos Urzúa como secretario de Hacienda. Sin embargo, el Senado sigue en falta constitucional al no haber aprobado el nombramiento de Marcelo Ebrard como titular de la SRE.