Cancelan foros de víctimas

Joaquín López-Dóriga

Ay de esas buenas conciencias sin memoria propia…! Florestán

Desde que Andrés Manuel López Obrador encabezó el primer foro de consulta por la pacificación y reconciliación nacional, apunté aquí que era un error que lo metieran en estos encuentros con deudos y familiares de desaparecidos, porque no puede darse un punto de acuerdo, ni siquiera de coincidencia.

Y fue un error porque no hay palabras, ni discursos, ni compromisos que alcancen a paliar el dolor, la frustración, la rabia, la indignación de los familiares y deudos como en su momento lo comprobaron Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y ahora el mismo presidente electo; no puede haber una sola coincidencia porque ese pesar y desconsuelo por la muerte y la ausencia lo impiden.

Sobre todo cuando chocaron las dos posturas: AMLO por el perdón y olvido y las familias rechazando uno y otro y exigiendo justicia y castigo, además de lo que le había apuntado aquí: ¿Perdón? ¿A quién perdonar si desconocen a los autores de muertes y desapariciones? ¿Y olvido? ¡Cómo olvidar los asesinatos y los secuestros…!

Y por eso aquel foro terminó como había empezado, sin acuerdos y con el resentimiento reciclado al punto, que tras aquel encuentro de Ciudad Juárez, se anunció que López Obrador ya solo asistiría al de conclusiones, y así siguieron otros más, sin él. Pero acaban de anunciar que se cancelan los cinco que faltan, y ¡vaya cinco!: Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz, Morelos y Tabasco. No sé qué porcentaje de muertos y desaparecidos representen a escala nacional los cuatro primeros, pero pueden ser más de la mitad.

Y la cancelación se dio, oficialmente, para sistematizar las propuestas, según se dijo.

En esto veo una preocupante, por improvisada, expresión del errante camino para enfrentar lo que el mismo presidente electo ha dicho que será la prioridad de su gobierno: el combate a la inseguridad y a la violencia.

Para ya no hablar hoy del rol que se le quiere dar a las Fuerzas Armadas, de Guardia Nacional a Guardia Civil de Paz.

Retales

1. EN CASA. El gobernador panista de Guanajuato, Sinhue Rodríguez, acusó ayer a directivos de Pemex de complicidad en el robo de combustible. Dijo que la gasolina se la roban desde la refinería de Salamanca, de donde salen pipas sin facturas. Y que hay más de 70 puntos de robo en los ductos que siguen sin sellar;

2. MURAT.

De veras que no entienden que no entienden. Ahora José Murat, presidente de la Fundación Colosio por decisión de Enrique Ochoa —¡pobre Colosio!—, dice que solo dejará ese cargo si le dan la secretaría general de la CNOP. De veras que no entienden que no entienden; y

3. FUERO. El diputado federal de Morena por Ixmiquilpan, Hidalgo, chocó el viernes contra un taxi, matando al chofer. Se informó que el legislador iba en estado de ebriedad y que escapó. Tres días después mandó un boletín diciendo que no se escondió, nadie sabe dónde está, y que está dispuesto —gracias— a comparecer ante la autoridad. Y pregunto, ¿por qué no se ha entregado y por qué el Ministerio Público no ha ido por él? Por el fuero, ese fuero que se iba a acabar.