Candidato: Morena no puede, AMLO sí

Joaquín López-Dóriga

Los que deciden al ganador son los derrotados

Florestán

Cuando un partido político no puede elegir a su dirigencia, difícilmente puede seleccionar a un candidato para la Presidencia de la República.

Y en eso está Morena, que ha sido siempre el partido de un solo hombre, Andrés Manuel López Obrador, cuyo liderazgo y convocatoria reunió a un variopinto de millones de mexicanos que hartos del pasado priista y panista le dieron 30 millones de votos y el porcentaje más alto, 53 por ciento, desde la elección de Miguel de la Madrid en 1982.

Al dejar la presidencia de Morena para ser su candidato presidencial, dejó a Yeidckol Polevnsky como secretaria general encargada de la presidencia, pero las decisiones eran de él.

Morena tenía que haber renovado su presidencia en noviembre de 2018, a cuatro meses de su triunfo, pero se pospuso.

Así pasó todo 2019 y más de la mitad de 2020 sin poder elegir una nueva dirigencia, en lo que siguen, y se buscó a Alfonso Ramírez Cuéllar para darle un cargo inexistente en el partido, la presidencia interina, desplazando a Yeidckol de esa posición pero manteniéndola en su puesto de secretaria general.

Es en esa incapacidad para renovar su directiva cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó que el INE organizara la elección a partir de una encuesta en pleno periodo electoral, que la ley prohíbe, por lo que los derrotados podrán impugnar al proceso y mantener al frente a Ramírez Cuéllar, lo que será otro capítulo de esta comedia de no poder, o querer, elegir dirigente del partido, lo que hace dudar que mañana pueda elegir un candidato presidencial.

Y por eso la decisión, que ya ha tomado, será del presidente López Obrador. Revisen, si no, la gira del fin de semana en Ciudad de México.

RETALES

1. DOBLADA. El nuevo comisario de salud, Taibo II, director del Fondo de Cultura Económica, ordenó que Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze abandonen el país. Se acabó la tolerancia, lo que es inadmisible en una democracia. A menos que se haya dado un giro que nos han ocultado;

2. NÚMEROS. El eje del Paquete Económico 2021 es el estimado de la caída de la economía, un suave 8 por ciento, de lo que deriva que el crecimiento será de 4.6 por ciento. Agrega los precios del petróleo y la plataforma de producción de Pemex. Puedo entender que 42 dólares el barril sería razonable, no sé, pero el millón 860 mil barriles diarios hoy es inalcanzable cuando en julio se rompió el piso de 1.6 millones y lo regresó a niveles de 1979; y

3. VERGÜENZA. ¿Qué hubieran dicho los morenistas en el pasado al ver una comparecencia en el Senado de la presidenta de la CNDH, en este caso Rosario Piedra, en la que usó 40 por ciento de su intervención en hablar de ribais y tibones y no contestar ni una pregunta de la oposición? Pero son diferentes. Me cae que lo son.

Nos vemos mañana, pero en privado