Empiezan en Victoria los acomodos futuristas

Los mexicanos no lo sabemos pero le debemos a Eduardo del Río, Rius, haber tomado conciencia de la podredumbre del sistema político que nos gobierna, pues sus caricaturas y libros reflejan su modus operandi.

Rius tenía ayer 83 años de edad y allí cerró la cuenta, exhalando el último aliento. Sus historietas Los Supermachos y Los Agachados, consiguieron la proeza de conquistar lectores en número extraordinario, rompiendo el cerco que despliega Televisa para mantener a los mexicanos absortos en sus tele-novelas.

Fue un artista genial, sensible, agudo, creativo, ingenioso, que venció la censura gubernamental y las traiciones de algunos de sus editores, el primero de los cuales, un tal Colmenares, lo despojó de la autoría de su primera producción.

El político ladrón, ignorante, déspota, fue el protagonista principal de las historias de Rius, al que recreaba rodeado de una colección de cómplices que le servían de comparsas, periodistas incluidos.

Como todos los artistas, Eduardo del Río era irreverente, rebelde, un iconoclasta que se lanzó contra teorías patrioteras, ficciones históricas y distorsiones del devenir de la nación pero que adornaban a la clase gobernante.

Faltan mexicanos de ese calibre.

Pero la vida sigue y la confusión aumenta. Reynosa tiene violencia recrudecida con un nuevo feminicidio, pero las autoridades gubernamentales prefieren visitar colonias para anunciar apoyos y promover carreras políticas.

El lunes fue asesinada una joven mujer a las puertas de su casa pero un pesado manto mantiene oculta la información complementaria, especialmente la que refiere que se trataría de otra defensora de derechos humanos.

Es una coincidencia que el periódico de más circulación de Reynosa, reprodujo en la edición de ayer, un reportaje de plana entera distribuido por El País, un periódico de España de gran reputación, con la historia del exilio de tres compañeras de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, asesinada en San Fernando.

Miriam es la mujer que pidió infructuosamente protección al gobierno del Estado, al saber que se habían fugado del penal de Ciudad Victoria, delincuentes que secuestraron y asesinaron a su hija, y a la que ella misma había mandado a confinamiento debido a que la policía se mantuvo cruzada de brazos.

Pablo Ferri es el periodista español que El País envió a Ciudad Victoria y San Fernando, para entrevistar a tres mujeres que también se sienten amenazadas e imploraron como Miriam, la protección gubernamental.

Todavía la están esperando, en lugares distantes, escondidas, esperando no correr la misma suerte que su amiga Miriam Elizabeth.

Reynosa empieza a tejer un récord en feminicidios. La señora asesinada el lunes en la colonia Las Fuentes pertenecía presuntamente, a un organismo defensor de derechos humanos y algunos medios la identifican como esposa de un ex comandante de policía.

El sábado, en esa misma ciudad fronteriza, se descubrió el cuerpo de una estadounidense sin vida, en el cuarto de un céntrico hotel. Un hijo suyo de año y medio de edad fue abandonado a bordo de un vehículo, a siete cuadras del hotel.

La pareja sentimental de la extranjera fue recuperado por la policía en una colonia, muy golpeado, pues se dice que los vecinos casi lo linchan por motivos desconocidos pues no sabían del crimen que cometió.

En Ciudad Victoria hubo más ejecutados, incluido el chofer de un transporte público de pasajeros, que quedó recargado parcialmente, sin vida, sobre el volante, y sigue el obstinado silencio de los voceros gubernamentales.

También empiezan a ocurrir cosas raras en la política. El síndico del cabildo victorense, por ejemplo, Octavio González García, se separó inopinadamente del cargo, pero se presume que es para preparar la siguiente incursión electoral.

César Guerra Montalvo brincó del PAN a la dirección del COBAT, en sustitución de don Pablo Cantú Hinojosa quien dejó de existir siendo el titular. También provino de la directiva del partido del gobierno.

En tanto que el sub-secretario de salud, Alejandro García Barrientos, habló a nombre de su jefa Gloria Molina Gamboa, para prohibir el suministro de información sobre casos de dengue, zika y chikungunya.

Tuvo la funcionaria un contagio de la censura impuesta por la Secretaría de Seguridad Pública, que esconde de esa manera el nivel de incidencia de delitos en Tamaulipas. Ellos dicen que es para no crear pánico innecesario. Se llama, tapar el sol con un dedo.

En temas políticos, Paloma Guillén Vicente dio otro zarpazo al presupuesto gubernamental, al conseguir el desplazamiento de un joven valioso en la delegación de la PROFECO, Alejandro Martínez Castañón.

Alejandro es licenciado en ciencias políticas y administración pública, por la Universidad de Monterrey, con la distinción Cum Laude, master en políticas públicas, y con estudios de master en gestión pública aplicada, por el Tecnológico de Monterrey.

Tiene además estudios de toma de decisiones de liderazgo en Harvard Kennedy School.
Quedó desempleado pese a haber conseguido en una gestión de poco más de un año, la recuperación de 39,776,488.44 pesos en favor de consumidores.

Paloma contraría el espíritu del poeta, pues no se queda en el tibio cobijo del nido sino que deja allí a su cachorro, para batirse ella como león para el combate… por la chuleta.

En otros temas, el presidente municipal de Río Bravo Juan Diego Guajardo Anzaldúa, miembros del Cabildo y vecinos de diferentes colonias, dieron banderazos de arranque en obras de pavimentación de calles, con una inversión superior a los ocho millones de pesos.

Declaró el joven edil riobravense, que las necesidades son muchas y el presupuesto es limitado, pero gracias al apoyo del gobierno federal se está avanzando en las obras más importantes.

Guajardo Anzaldúa se declaró satisfecho de emprender los trabajos que convertirán algunas calles en grandes avenidas, especialmente en colonias como Brisas del Campo y Riveras del Bravo.

Allí mismo anunció Juan Diego que vienen más apoyos de la federación, para complementar el gasto dispuesto por el Ayuntamiento en el programa de obra pública.

En Matamoros, el presidente municipal Jesús de la Garza Díaz del Guante, instaló en sesión permanente a la comisión municipal de Protección Civil, para vigilar el comportamiento de la tormenta tropical Franklin, que podría llegar a costas de Tamaulipas.

Chuchín dispuso que todas las brigadas de trabajadores de la Junta de Agua y Drenaje, servicios básicos y de dependencias federales, se encarguen de limpiar drenes para que el agua de lluvia que se produzca tenga buen desfogue.

Desde Mainero reportan el asesinato de un joven.

En Matamoros hay luto por el fallecimiento del empresario Domingo Pérez Maldonado, fundador de la Mueblería La Paloma, de gran tradición en la región.

Y en Reynosa, el joven Derly Rivas Pérez se apuntó como aspirante a la presidencia del comité municipal del PRI. Su padre del mismo nombre garantiza una buena gestión.

Don Domingo es padre del político, periodista y escritor Jorge Alberto Pérez González.

Cumple años el colega Inés Figueroa Vitela.