No pueden cuantificar el impacto Margarita

Joaquín López-Dóriga

La renuncia de Margarita Zavala al PAN y su inminente inscripción como candidata independiente a la Presidencia de la República ha sacudido al PAN, donde los anayistas subestiman el golpe.

Una de las preguntas que me hacen después de la entrevista del viernes pasado en Radio Fórmula, es por qué dejó al partido de sus amores y el motivo lo encuentro en una de sus respuesta, cuando el martes de la semana pasada le preguntó a Ricardo Anaya que cuándo se definiría el procedimiento de selección del su candidato presidencial y le respondió que no habría tal, que sería el Frente, llamado Ciudadano por México, el que decidiría, no el PAN.

Y ahí fue cuando le quedó claro que estaba fuera, como había sido eliminada de la candidatura a diputada federal, del proceso de elección del jefe nacional, que también era para Anaya, y de cualquier posición o cargo partidista.

Según me dijo, Anaya todavía le pidió 15 días para seguir hablando, lo que la dejaba fuera del plazo de registro de los candidatos independientes que vencía el domingo y luego el INE amplió por motivo del sismo.

O sea, la estrategia era excluirla del partido y de la vía independiente, en lo que no cayó y por eso fue.

Esta salida, para mí impensable hasta el jueves por la mañana, ha sido calificada, le decía, como a cada quien le conviene, pero no científicamente: Andrés Manuel López Obrador la celebró, aunque se refirió a ella como la esposa de Calderón; los senadores rebeldes, que los panistan tachan de traidores, la exaltaron, los de Anaya se lo reprocharon y uno, Ernesto Ruffo, la insultó.

Lo cierto es que más allá de lo que se quiera decir o calcular en este momento, esta renuncia altera todos los escenarios, lo que pasa es que nadie ha podido, es muy temprano, calibrarla en su exacta dimensión, lo que ya veremos.

Pero de que ha cambiado cálculos y proyectos, los ha cambiado.

RETALES

1. BORREGO. La convocatoria del Consejo Político Nacional del PRI, citado el sábado para mañana por la tarde, fue acompañada del fuego amigo que decía que era para fijar el método de selección de su candidato presidencial, lo que fue un engaño, pues no son los tiempos del calendario electoral. Habrá ajustes, sí, en cargos;

2. INVESTIGACIÓN. Habrá que determinar si el Tribunal de Justicia Administrativa de Ciudad de México, que preside Yasmín Esquivel Mossa, acusada de conflicto de intereses, de verdad falló a favor del colegio Rébsamen, donde murieron 19 menores y seis adultos, y exigirle responsabilidades legales. Siempre al lado del poder; y

3. CAOS. No entiendo cómo permiten que la carretera México-Querétaro, que administra Capufe, se encuentre operando en las condiciones lamentables y de peligro en la que se encuentra. En lugar de cobrar peaje, debería pagar por los riesgos que se corren al circularla. Pero todos se cubren.