No tiene remedio el problema que afronta FGCV, pero…

5 noviembre 2017

OBSERVATORIOAntonio Rosario

Si realizáramos un cálculo conservador, cuidando no caer en exageraciones, las críticas contra la corrupción, violencia e impunidad, sumadas a las malas costumbres de los mexicanos, la cifra iría más allá de lo enorme y cuantioso.

Sería una cantidad incalculable y astronómica. ¡Nunca acabaríamos de lanzar anatemas!

De aquí a que el pueblo tome conciencia de lo malo y los gobernantes hagan lo propio, el mundo ya no existirá.

Único remedio: aplicar rigurosamente la ley.

Acción elemental sin duda, pero urgente y ya casi desconocida por las nuevas generaciones y por los mismos gobiernos neoliberales que “entienden” que ese pueblo sólo es un inmenso zoológico.

¡Y en serio que así piensan!

Sin embargo, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca empieza a aplicar la ley a todos niveles.

Y la confianza es que nada quede en puros bombazos judiciales y mediáticos.

Esperemos no claudique, que el rasero sea parejo y que el encarcelamiento de un ex gobernador en el Penal de Tamatán no resulte sólo una historia tétrica que fulminó a uno y dejó a los demás impunes, vivitos y coleando.

Ahora el nerviosismo es con Egidio Torre Cantú y compañía que presumen de intocables, lo cual no es nada recomendable para el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca.

Este lapso, realmente ininteligible, esperemos sólo sea la planeación de ir por otro ex mandatario acusado de ser bestialmente corrupto.

Por favor, no se tarde señor Gobernador.

Recuerde que no serán los medios ni las redes sociales, ni sus por ahora aliados los que lo consoliden en el poder y fortalezcan su futuro político.

Sólo el pueblo será su único amigo y partidario.

antoniorosarioh@hotmail.com