Por el lado malo de la historia

Héctor Aguilar Camín

Se cumplen 30 años de la caída del Muro de Berlín. Uno tiende a pensar que luego de un doloroso periodo de ajuste, el tránsito a la democracia y al mercado del mundo socialista habría traído más beneficios que daños.

Uno diría que la historia caminó entonces por el lado bueno y que, puesto todo junto, las sociedades poscomunistas mejoraron en todos los órdenes.

He leído un breve e inquietante ensayo cuestionando esta certidumbre un tanto ciega y probando, con cifras y comparaciones precisas, que el resultado global no es tan claramente luminoso. Para muchos países, la salida del mundo comunista fue una catástrofe de la que no se recuperan aún, con un presente peor que el pasado y un futuro sombrío.

Me refiero al texto de Kristen R. Ghodsee y Mitchell A. Orenstein, “Revolution for Whom?”, publicado por el Project Syndicate, del que ofrezco algunos datos:

En los países donde la transición fue más exitosa, la recesión fue comparable a la Gran Depresión estadunidense, vale decir, una caída de 30 por ciento en el producto per cápita.

Para los países de éxito medio, la recesión de la transición devastó la economía, con mayor profundidad que la Gran Depresión estadunidense (una caída de 40 por ciento del producto per cápita) y durante más tiempo (17 años, en lugar de 10).

Los países peor librados en su transición al poscomunismo, simplemente nunca se recuperaron: 30 años después de la Caída del Muro, el producto per cápita sigue estando por debajo del nivel que tenían en los últimos años del régimen socialista.

Es el caso de Moldavia, Georgia, Kosovo, Serbia, Tajikistán y Ucrania, países para los que la transición trajo millones de muertes, migraciones masivas y males desconocidos: pobreza, crimen organizado, creciente desigualdad.

El canciller alemán Helmut Kohl dijo en 1989: “Nadie estará peor que antes y muchos estarán mejor”. Ghodsee y Orenstein responden con sus datos: “Muchos están peor que antes y pocos están mejor”.

Con el eco de Engels: “La historia camina por el lado malo”.