Por qué no fui a la marcha

Joaquín López-Dóriga

La justicia es una obra en permanente construcción
Florestán

Conocidos y no me han reprochado el no haber participado en la marcha del domingo para exigir la renuncia del presidente López Obrador.

A todos les confirmé que, efectivamente, no fui a la marcha porque no tenía claro quién la convocaba, nunca pude identificar a uno solo, ¿usted habló personalmente con alguno de los convocantes del domingo? Yo no, aunque conocí en términos generales que era una protesta contra el gobierno del Presidente de la República, en lo que cada uno y todos juntos estamos en nuestro derecho de hacerlo.

No fui a la marcha porque no estoy de acuerdo con la exigencia de la renuncia, hoy, de López Obrador porque es un presidente legítima y democráticamente electo y con el respaldo de 53 por ciento de los votantes, que son más de 30 millones de electores, aunque empiece a acusar ya un desgaste natural por el paso del tiempo y la toma de decisiones.

No fui a la marcha porque parecía responder más a un mal ejercicio de imitación desde la copia de los chalecos amarillos franceses, que les prohibieron utilizar esa ya marca registrada de protestas, y porque en México esos ejercicios de imitación tienen corta vida. ¿Se acuerdan de los indignados mexicanos o el destino del movimiento 132?

Dicho lo anterior, reitero mi respeto por el intocable derecho a salir a manifestarse por lo que sea y contra quien sea, y mi rechazo a los que quisieron banalizar la marcha desde el gobierno, empezando por la tontería del secretario Javier Jiménez Espriú, que se burló de los manifestantes, o la estupidez de un afín que, a falta de argumentos, dijo que todos eran güeros, como si existiera una paleta cromática para manifestarse en las calles, mientras que el Presidente no la descalificó como aquella de junio de 2004 de aquellos pirrurris, antecedente de los actuales fifís.

En fin, que no fui a la marcha pero respeto a todos los que sí fueron.

Y que espero que nunca llegue el momento en el que la única salida de la sociedad sea la de tomar multitudinariamente las calles.

RETALES

1. PLAZO. Si no pasa en el periodo extraordinario de mañana, la reforma educativa del presidente López Obrador se irá hasta el próximo periodo ordinario de septiembre. Vamos a ver de qué está hecha la oposición en el Senado;

2. FICHA. Pasaron dos sexenios para que se expidiera la ficha roja contra el ex gobernador priista de Puebla Mario Marín y Kamel Nacif por la tortura a Lydia Cacho; y.

3. SICOSIS. Fue un intento de robo de auto con violencia el que sufrió el periodista Héctor de Mauleón, cuya primera versión por su posición crítica en materia de inseguridad y el clima que se vive, fue la del atentado, que él mismo desmintió. En el no atentado, su escolta mató a un asaltante e hirió al otro. Héctor está bajo el programa de protección a periodistas.