El Mundial, más ‘Bleu’ que Celeste

6 julio 2018

La Selección de Francia accedió a la semifinal del Mundial Rusia 2018 al vencer por marcador de 2-0 a su similar de Uruguay, duelo en el que un error terminó con las ilusiones del país sudamericano.

Raphael Varane y Antoine Griezmann fueron los que propiciaron que después de cuatro juegos entre estos dos equipos se rompiera el cero-cero.
A la escuadra charrúa le hizo falta el poder ofensivo, que se vio diezmado por la falta del jugador del PSG, Edinson Cavani, quien no alcanzó a recuperarse de la lesión muscular que lo dejó fuera del encuentro de octavos de final.

Intensó como se esperaba, fuerte como se desarrolló el primer tiempo de los cuartos de final del Mundial 2018 entre Uruguay y Francia. Con pocas emociones, pero con mucha entrega.

El conjunto Galos fue el que realizó el mayor derroche de futbol en el primer lapso, tocaban por todo el campo, buscaban, por un lado, por el otro, con centros, con disparos, todo bajo el tenor de una gran calidad técnica.

Kylian Mbappé tuvo la más clara del encuentro, pero un titubeo en la decisión, lo que no le permitió abrir el marcador, no se dio cuenta que quedó completamente solo dentro del área y trató de rematar el centro de Olivier Giroud mandando el balón por encima del arco.

La recompensa llegó a los 40 minutos y tuvo que ser a balón parado, Antoine Griezmann colgó el centro al corazón del área para que Raphael Varane peinara el esférico cambiándole la dirección y dejándola en las redes.

La garra charrúa no tardó en responder de la misma forma, un potente y colocado remate de cabeza de Martín Cáceres puso a temblar el arco francés, pero apareció Hugo Lloris estirando el brazo derecho para sacar el balón de un manotazo.

Uruguay modificó el ataque a los pocos minutos de iniciar el segundo tiempo, con lo que intentaría igualar el marcador, pero lo que encontró fue un error, de esos que no se tienen planeado en estas instancias.

Antoine Griezmann recibió el esférico fuera del área grande, se perfiló y sacó el disparo potente, Fermando Muslera, bien parado en el fondo no pudo detener el balón con ambas manos y llegó a las redes, una pifia que le costó el 2-0 a la Celeste.

Francia frustró por todos los medios a sus rivales, y lograron conseguir su sexta aparición en una fase de semifinal de Copa del Mundo, en las últimas dos que disputó llegó a la final, una en Francia 1998 y la otra en Alemania 2006.