La dorada Bélgica elimina al ‘Brasil du oro’

6 julio 2018

¡Bienvenidos a la Eurocopa Rusia 2018! Europa, para los Europeos, una norma que Brasil tuvo que sufrir ante Bélgica, el gigante americano cayó finalmente en el Mundial por 2-1, con todo y su oro, que no pudo opacar a la generación dorada flamenca: sí, aquel equipo que prometía avasallar el planeta futbolístico desde hace cuatro años, tuvo una especie de “baile de debutantes” en la Arena Kazán. Por fin.

Y es que hasta el aura dorada de toda una gran generación que se reprimió por años hasta este 6 de julio orilló al error de la “Canarinha”. Un tiro de esquina por sector de la izquierda provocó un mal ataque de pelota por parte de Fernandinho quien, con la mano empujó la pelota hacia su propia meta a los 13’, justo por querer superar y anticipar la kilométrica estatura del conjunto belga, pero en lugar de tocar el cielo, lo único que acarició fue una pelota que no dejaría de ser europea.

Antes del descanso, Kevin De Bruyne regaló uno de esos tantos que valen toda una generación, no solamente las de jugadores, sino también las que se hacen dentro del césped sagrado mundialista. El jugador del Manchester City, ante la mirada de Philippe Coutinho, sacó un disparo cruzado desde fuera del área para poner el balón en las redes a los 31’.

Brasil puso todo su talento, toda su experiencia, todo su ímpetu, toda la historia que está plasmada en esas soberbias cinco estrellas que lucen arriba de su escudo para tratar de igualar el encuentro en el segundo tiempo. Fernandinho tuvo un encuentro para el olvido, más allá del autogol, e hizo extrañar al suspendido Casemiro, pero mostró más corazón que sus compañeros, incluso que un Coutinho que solamente apareció para regar una luz de esperanza para el gigante sudamericano en el segundo tiempo.

El elemento del Barcelona brindó un pase magistral para un recién ingresado Renato Augusto quien remató de cabeza en el área. Su envío salió lento, cumpliendo una parábola dramática, tan angustiosa como el apellido del autor, tan inquietante como una efectiva película de terror, pero tan efectiva como para derretir todo el hielo en Siberia y dejar el balón en las redes a los 71’ y dar el último grito de arenga para América en el país más grande del mundo.

El oro ‘canarinho’ ya opacaba por completo el brillo de la escuadra flamenca. Los “Diablos Rojos” ya estaban congelados con el permafrost que parecía llegar a la Arena Kazán, todos excepto el portero Thibaut Courtois, quien en la compensación sacó un tiro de Neymar que llevaba marca de tiempos extra; el guardameta fue el héroe de los escarlatas.

Bélgica se medirá a Francia en Semifinales. Un último respiro americano en Rusia ocurrió en Kazán. El gran y máximo favorito abandona la Copa del Mundo. Unos Diablos van en busca de conquistar el frío, mientras que el Mundial, dejó de ser “mundial”. El oro, el gigante, el penta se va del país más grande del mundo, con uno de los fracasos más grandes de su historia.