Termina el invicto de México y Honduras a un paso de Rusia 2018

10 octubre 2017

La Selección Mexicana se quedó con las ganas de terminar la eliminatoria mundialista de manera invicta, Honduras fue el verdugo de México y de pasó consiguió su boleto al repechaje para el Mundial Rusia 2018, en donde enfrentará a su similar de Australia el próximo mes de noviembre.

Tampoco se concretó la cifra histórica de más puntos en una eliminatoria para México, algo que deberá servir al interior del grupo para reconocer lo que se hizo mal y modificarlo para el siguiente año.

Lo destacado fuera del futbol, fue el apoyo mostrado por parte de la gente de Honduras en la ceremonia del protocolo para los mexicanos, luego del sismo del pasado mes de septiembre.

Llegó el gol histórico para México, el 1,500 fue obra de Oribe Peralta, del mismo hombre que le dio el oro a la Selección Mexicana en Londres 2012. Ahora recibió dentro del área y sin pensarlo definió para mandar al Tri arriba en el marcador.

Honduras respondió pasada la media hora de juego, un buen remate de cabeza de Alberth Elis dentro del área chica le dio el empate parcial a la ‘H’ y la esperanza de acceder al Mundial Rusia 2018.

Carlos Vela apagó la euforia catracha en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula al minuto 39, una buena combinación con Héctor Herrera, dejó con el balón controlado al de la Real Sociedad para mandar guardar el balón con un buen remate de pierna zurda.

Para la segunda mitad, quedarían emociones y grandes sorpresas. Primero llegó el empate de Honduras al 54′ error en la defensiva le dio la opción a Eddie Hernández, quien disparó con fuerza, el travesaño rechazó el balón pero se estrello en la humanidad del portero Memo Ochoa para la igualada.

Por si algo faltaba, la voltereta fue obra de Rommel Quioto, un tanto dudoso, al parecer en fuera de lugar, el jugador de la MLS recibió el balón y tras eludir a dos mexicanos disparó de media vuelta ante la inútil estirada de Ochoa, era el 3-2 y con la combinación de resultados en Panamá y Trinidad y Tobago Honduras se estaba metiendo a la Copa del Mundo.

Ahora sólo queda la autocrítica y la retroalimentación entre la Selección Mexicana para levantarse de un golpe, que no fue letal, pero que sí duele en lo anímico y en lo futbolístico. Y habrá que reconocer la entrega y el esfuerzo mayúsculo que realizó Honduras en este encuentro, del que logró salir airoso para enfrentar una última batalla para poder ser parte de la justa mundialista en Rusia.