Augurios de recesión económica y una ‘confusión china’ derrumban el Dow Jones

4 diciembre 2018

Los principales índices de Wall Street experimentaron este martes caídas superiores al 3 %, como parte de una tendencia negativa atribuida por los analistas a una confusión en torno al estado actual de las relaciones comerciales entre EE.UU. y China y a las preocupaciones por una latente recesión económica.

Según informa CNBC, el promedio industrial Dow Jones tuvo un declive de 799,36 puntos (-3,1 %) para cerrar en 25.027,07, su peor jornada desde el 10 de octubre. Por su parte, el índice S&P 500 descendió 2.700,06 puntos y el Nasdaq 7.158,43, caídas equivalentes a 3,2 % y 3,8 %.

¿Deshielo entre EE.UU. y China?

Tras sostener una cumbre en Argentina con el presidente chino Xi Jinping, el mandatario estadounidense, Donald Trump, aseguró haber acordado reducciones arancelarias con Pekín, pero el hecho es que esas palabras no se corresponden con  declaraciones posteriores de su principal asesor económico, Larry Kudlow.

Para algunos expertos, las pérdidas en los índices bursátiles están relacionadas con esa incertidumbre respecto a las negociaciones comerciales. “El mercado quiere noticias de medidas concretaspara reducir los aranceles, no solo declaraciones“, indicó Brent Schutte, el mayor estratega de inversiones en Northwestern Mutual Wealth Management Company (NMWMC), a MarketWatch.

Augurio de crisis

Por otra parte, este lunes ocurrió un hecho que los analistas consideran como una mala noticia: la curva de rendimiento de los bonos en EE.UU. se invirtió por primera vez desde el 2007.

En concreto, el rendimiento de los bonos a tres años superó a su contraparte a cinco años, lo que señala que los inversionistas tienen más confianza en el crecimiento económico actual que en el futuro, a medida que la Reserva Federal estadounidense aumenta las tasas de interés.

Los expertos advierten que esto podría ser la antesala de una inversión en la curva de rendimiento de los bonos a dos años respecto a los de diez años, un fenómeno que ha sido un predictor preciso de prácticamente todas las recesiones económicas a lo largo del último medio siglo.