Le niegan a “El Chapo” salir a terraza por riesgo de escape

3 junio 2019

Un día después de que la defensa presentara su réplica a fiscales federales por negarle a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera salir a la terraza de la prisión dos horas a la semana, el juez Brian Cogan respondió a la petición con una negativa y recordó el pasado del narcotraficante, quien escapó en dos ocasiones de cárceles mexicanas.

El juez del Distrito Federal Este de Nueva York indicó que el confinamiento al que está sometido el líder del Cártel de Sinaloa se debe a petición de fiscales federales, para evitar también la planeación de un posible ataque contra los 14 cooperantes del Gobierno, la mayoría de los cuales fueron sus socios cercanos.

“Se niega la moción del demandado por tiempo de recreación al aire libre”, indica el juez Cogan. “Como reconoce el acusado, se le colocó originalmente bajo estas condiciones de confinamiento, debido al legítimo objetivo del Gobierno de evitar que escape de la prisión o dirigir cualquier ataque contra personas que cooperaban con el Gobierno”.

En el documento de cuatro páginas –marcado como el 627 del proceso judicial contra Guzmán Loera–, el juez Cogan reconoce que la conducta del mexicano ha sido ejemplar, pero considera que se debe, en gran medida, al tipo de confinamiento que actualmente tiene; es decir 23 horas del día en celda, con una hora para realizar ejercicio en una habitación con televisión programada con tres canales, como fue confirmado por la abogada del “El Chapo”, Mariel Colón.

“Su buen comportamiento continuo no es motivo de modificación”, indicó el impartidor de justicia, quien respalda la posición de los fiscales Richard Donoghue, del Distrito Este de Nueva York; Arthur Wyatt, jefe de Narcóticos y la Sección de Drogas Peligrosas de la División Criminal del Departamento de Justicia, y la fiscal Adriana Fajardo, del Distrito Sur de Florida.

Agrega que la defensa de Guzmán Loera reclama que el confinamiento es peor que otros internos que han cometido actos de violencia, pero la decisión sobre el mexicano se debe a su pasado, al haber escapado de dos cárceles en su país en 2001 y 2015.

“Las condiciones de confinamiento del acusado se adaptan a su historia específica, incluyendo dos fugas previas de la prisión, así como crímenes específicos… participando en múltiples conspiraciones de asesinato para matar a sus enemigos, hechos que fueron probados más allá de una duda razonable en el juicio”, argumentó el juez Cogan.

Este domingo, la defensa de Guzmán Loera había respondido a los fiscales federales sobre su negativa y consideró que el trato a su cliente era injusto, además que las sospechas de que escape eran improbables.

“El MCC está rodeado de edificios altamente vigilados, incluido el Departamento de Policía, el Oficina del Fiscal de los Estados Unidos, el Tribunal del Distrito Sur y el Tribunal del Segundo Circuito, donde un extraño no podría acceder libremente a sus tejados”, indica Colón en su respuesta enviada este domingo, quien agrega que su cliente no tendría equipo especial para lograr ver a un tercero a “kilómetros de distancia”.

Las otras peticiones

El juez Cogan también niega a Guzmán Loera su ingreso al punto de reunión de la población general de la prisión, ya que todos los presos en sus condición tienen la misma restricción.

“También se niega la moción del acusado para acceder a la comisaría de población general”, indica el juez. “El Gobierno declara que todos los presos de SAM (misma condición que Guzmán Loera) tienen restringido el acceso… por razones de seguridad, ya que muchos artículos en esa lista pueden estar armados”.

La defensa había reclamado que cualquier objeto podría ser usado como arma, si era el caso, el juez Cogan dijo que no discutiría esa postura.

Tampoco se le permitirá tener acceso a tapones de oído, a fin de que sean un pretexto para desobedecer las instrucciones de los custodios.

Sobre la compra de seis botellas de agua a la semana, el juez Cogan indica que los fiscales federales afirman que Guzmán Loera ya tiene acceso a las mismas, pero si hay pruebas de lo contrario la defensa deberá presentarlas, mientras tanto la solicitud fue negada.

“El Chapo” todavía espera la respuesta sobre un posible nuevo juicio, mientras la asignación de su sentencia sigue marcada para el 25 de junio.