“Jugársela hasta la muerte”: Meade

7 mayo 2018

Por Francisco Cárdenas Cruz | A 56 días de la elección presidencial y ante gobernadores, legisladores, funcionarios públicos, dirigentes y miles de partidarios, José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la coalición Todos por México, llamó a los priistas a “jugársela hasta la muerte” y defender lo que creen en este país “porque “somos los únicos que tenemos la capacidad de convocar y convencer a millones de simpatizantes y militantes”.

En el que fue un acto  de relanzamiento de su campaña en la sede del tricolor, el ex secretario de Hacienda, les pidió que cuando salgan a la calle recuerden que él trabaja para cuidar lo que hoy es un activo para al país: “su estabilidad y su gobernabilidad” y “demostrar de qué está hecho el PRI”.

Acompañado de su padre, Dionisio Meade y de su esposa Juana Cuevas, de cara a los priistas congregados en la explanada, el candidato destacó la importancia de la unidad y el trabajo de las dirigencias, del país -hoy encabezada por el guerrerense René Juárez Cisneros en la presidencia nacional, que acaba de reemplazar a Enrique Ochoa Reza- para lograr el triunfo y ofrecer un gobierno limpio, eficaz, concentrado sólo en servir al país.

Tanto Meade Kuribreña como el nuevo dirigente, coincidieron en que el PRI está de pie y necesita a todos sus militantes a los que llamaron a “no arrugarse” ni caer en provocaciones y a que salgan a convencer a los votantes y construir con trabajo la victoria el 1º. de julio.

Contingentes de varias entidades federativas, con camisetas y chamarras rojas, color tradicional de ese partido, porras y coros, aplaudieron a Juárez Cisneros cuando aseguró que éste nació de la diversidad para construir la unidad en la que se entreveran generaciones y se respetan las opiniones, un PRI, dijo, en el que hay cabida y respeto y que los necesita a todos porque es hora de demostrarlo trabajando para construir la victoria en este desafío que hoy enfrentan.

Advirtió que en lo que resta de esta campaña no hay espacio para el cansancio ni para el pesimismo y llamó a todos a trabajar juntos porque es “ahora o nunca”.

En ese relanzamiento de su campaña, en el que el priismo le brindó apoyo y simpatía, Meade Kuribreña se vio más seguro, y confiado, con mayor enjundia que en sus anteriores actos y distante al pesimismo que parecía haberlo envuelto, a él y los integrantes de su equipo de campaña, ante las constantes críticas de que su campaña “no levanta” y el tercer lugar en el que ha estado permanentemente en todas las encuestas de preferencias electorales, así como del cúmulo de especulaciones que declinaría a favor de Ricardo Anaya Cortes, su adversario de la coalición Por México al Frente y que abandonaría la contienda, todo lo cual provino de quienes, como su otro oponente, Andrés Manuel López Obrador, hablaron de supuestas reuniones de empresarios con el panista para que hablaran con al presidente Enrique ¨Peña Nieto y éste “convenciera” al candidato de su partido a que se retirara, nada de lo cual fue cierto.

La presencia y experiencia política y electoral de Juárez Cisneros en el mando nacional del tricolor, pareció renovar los bríos a una militancia que no ha respondido como debiera a su abanderado presidencial, al que han visto ajeno a ella y a su partido y que, al menos ayer, dio la impresión de que responderán a su llamado de “jugársela hasta la muerte”, a poco menos de dos meses de que los votantes acudan a las urnas.

www.pulsopolitico.com.mx
fcardenas@pulsopolitico.com.mx
@MXPulsoPolitico
https://www.facebook.com/pulsopoliticomx