En Corea del Norte, si te agarran con una Biblia es pena de muerte

3 diciembre 2017

De los cerca de 300,000 cristianos que hay en Corea del Norte, 70,000 han pasado por los brutales campos de prisión tras ser sorprendidos practicando su religión. Sin embargo, los informes revelan que un 36% de la población sigue con cultos cristianos en el país donde más persecución existe.

Corea del Norte es el lugar más opresivo del mundo para los cristianos. Un país en el que los creyentes, practican su fe en secreto.

Los norcoreanos no pueden ni siquiera poseer una Biblia. Tanto es así que se tortura y ejecuta a quienes son sospechosos

Además, poseer un ejemplar en el país gobernado por una dictadura comunista puede llevar al que profesa la religión cristiana a trabajar 15 años duramente en campos de prisión, o lo que es peor, ser condenado a muerte.

Sin embargo a pesar de las trabas que se les impone a los cristianos, los informes revelan que un 36% de la población -alrededor de 9 millones- continúa practicando el cristianismo en el país donde más persecución existe.

El riesgo que conlleva poseer una Biblia

Vernon Brewer, presidente de la organización estadounidense World Help, conoce de primera mano el riesgo que conlleva poseer una Biblia en Corea del Norte. Y revela que el que simple hecho de tener un ejemplar en las manos puede llegar a ser un motivo para que la persona sea condenada a muerte.

Según ha podido saber CBN News, él ha pasado buena parte de su vida contrabandeando Biblias a ‘la nación aislada’.

Afirmó que tener una Biblia podría significar 15 años de trabajos forzados en Corea en un campo de prisioneros, e incluso algo peor.

“Si atrapan a un norcoreano con una Biblia, éste ha firmado su sentencia de muerte. Sin embargo, están dispuestos a arriesgar sus vidas todos los días para llevar la palabra de Dios”.

Brewer cuenta que de los cerca de 300,000 cristianos que hay en Corea del Norte, 70,000 han pasado por los brutales campos de prisión tras ser sorprendidos practicando su religión.

Uno de los métodos más creativos que comenzó a utilizarse con frecuencia en la década de los noventa para transportar desde Corea del Sur a Corea del Norte fue el globo de helio.

Un cristiano perseguido: “Yo fui golpeado, torturado y sumergido en el agua helada hasta casi morir”

“Yo fui golpeado, torturado y sumergido en el agua helada hasta casi morir. Mis manos y mis pies estaban siempre esposados, porque yo era conocido como el hombre que escapó”, explicó.

Los desertores dicen que el número de fugitivos está aumentando porque la gente está muriendo de hambre y su supervivencia es cuestionada en Corea del Norte.

Los cristianos que se ven obligados a huir de su país por motivos religiosos confiesan que muchos norcoreanos cuestionan las acciones de su líder, pero lo hacen en silencio.

La capital, Pyongyang, actualmente alberga cinco iglesias controladas por el Estado. Tanto es así, que se les enseña a  adorar a Kim Il Sung, su madre Kim Jung Sook y su hijo Kim Jong Il, según ha informado UG Christian News.

Además, a los niños se les enseña desde una edad temprana que no existe Dios.

(Judios.org Noticias de Israel y mundo judío)