¿Es capaz China de salvar por sí sola el mercado petrolero?

21 mayo 2020

Poco a poco la demanda de petróleo en China regresa al nivel previo a la crisis. Se trata sin duda de una buena noticia que repercutirá positivamente en los precios del petróleo, pero no será suficiente para revivir el mercado mundial de crudo por sí sola, considera el analista chino Huang Xiaoyong.

Por ahora es difícil pronosticar cuál será la situación en el mercado petrolero mundial a finales del 2020, destacó a Sputnik el director del Centro de Estudio de la Seguridad Energética Internacional ante la Academia de Ciencias Sociales de China.

«El crecimiento de la demanda en China en cierta medida puede respaldar el mercado mundial, pero en lo que respecta a la salida completa de la crisis petrolera, debemos analizar a qué velocidad se reanudará el consumo en otros países del mundo», señaló Huang Xiaoyong.

En el primer trimestre de este año, el mercado petrolero experimentó la que podría ser su mayor crisis en las últimas décadas. Los precios de los contratos de futuros de la marca WTI llegaron a desplomarse por debajo de cero. La caída se produjo por dos razones muy simples:

  • los miembros de la OPEP y sus socios no llegaron a un acuerdo para reducir la extracción de petróleo;
  • la pandemia del coronavirus paralizó la economía china, y luego la del resto del mundo.

Como resultado de la crisis sanitaria, los países acabaron cerrando sus fronteras, y la cuarentena introducida en la mayor parte de los Estados limitó drásticamente la circulación de personas.

Afortunadamente China ya ha empezado a mostrar una dinámica muy positiva. El consumo de gasolina y de diesel va creciendo y, como consecuencia, las refinerías de petróleo aumentaron el procesamiento de combustible un 11%.

En abril del 2020 las importaciones chinas de crudo aumentaron en casi 9,84 millones de barriles diarios, mientras que el volumen de petróleo procesado en el país asiático alcanzó los 13,1 millones de barriles, cifra que supera los indicadores registrados en abril del 2019. Ahora, las refinerías utilizan el 75% de su capacidad para procesar el petróleo, frente al 60% del año anterior, informó la agencia Bloomberg.

De esta manera, China, siendo el mayor comprador de crudo del mundo, hará mucho por garantizar que la demanda mundial de petróleo es estable en el periodo posterior a la crisis.