Galería: Más allá del género

26 octubre 2018

Por Kerry Manders |  “¿Qué eres?”.

Como persona lesbiana con cierta apariencia masculina, es una pregunta que me hacen muy seguido; en el mundo heterosexual me perciben como alguien que no es un varón pero definitivamente no es suficientemente mujer. Es justamente dentro de ese espacio donde yace el proyecto Outside the Binary (Fuera del binarismo) de Linda Bournane Engelberth, con retratos que reniegan de la convencionalidad de mujer-hombre y que establecen que la identidad y expresión de género no es algo fácilmente sencillo de mostrar o notar en un cuerpo.

Definir lo no binario es complicado por naturaleza. Gabriel, una de las personas retratadas por Bournane Engelberth, lo pone así: “No quiero que me encasillen en un solo género. Quiero acoger ambos, pero también estar en medio, y a la vez no ser ninguno”. Lo no binario va más allá de identificarse con un género (las atribuciones socioculturales para alguien según su sexo), o prevé estar en un punto medio, lo que nos recuerda que fácilmente se puede jugar y experimentar con la definición de percepciones que usualmente se presentan como algo muy serio. Lo no binario exhibe las limitaciones del lenguaje para domar, explicar y contener una identidad.

Cada retrato en esta serie incluye una reflexión personal sobre esa identidad, porque lo no binario va más allá de lo que se muestra al exterior: también trata los sentimientos internos.

El no binarismo está por fuera de las categorías convencionales, pero en ocasiones también las incluye: masculino, femenino, género no conforme, de género fluido, transgénero y más. Ese “y más” es clave: a veces la identidad no binaria prevé justamente no identificarse.

En muchos casos el ir “más allá” de lo binario es visto como amenazante; cuando hay multiplicidades es más fácil comprender esto/aquello que ninguno/cualquiera o que un rechazo por completo de las concepciones de lo que significa ser mujer o varón (tomando en cuenta más que los órganos sexuales). Entonces, ¿cómo se ve o se siente o suena el rechazo a lo binario?

La artista noruega-argelina Bourname Engelberth, que trabaja en Oslo y en Berlín y es representada por la agencia VII Photo, busca respetar esa ambigüedad en Outside the Binary. Quiere honrar la importancia del tema y a los sujetos, que importan, para pasar de un “¿Qué eres?” a la pregunta mucho más interesante de “¿Cómo eres?”.

 

Luca

25 años
Londres, Inglaterra

“Prefiero usar queer que no binario. El primero es un término político que no solo describe mi postura individual sino mi rechazo a que siquiera haya un binario. Creo que el género es fluido y todo el mundo va más allá de algo binario.

Siempre tuve problemas con las expectativas tan reduccionistas respecto al género. Como es un término que solo contempla dos opciones me parece opresivo; no quiero conformarme con algo que se siente así. Para mí, complicar el género es abrir espacios entre lo que muchas personas consideran solo masculino o femenino.

Atenerme a lo queer me permite explorar distintas maneras de vivir el género, de hacerlo no conforme y de liberarme de las limitaciones del género. Quiero confundir a la gente con mi expresión de género, quiero jugar con lo que presuponen. Así siento que hay un espacio para mí entre las ideas rígidas y las imágenes típicas de cómo se ven, se mueven y se oye a hombres y mujeres”.

 

Fay y Nate

20 y 28 años
Londres, Inglaterra

FAY: “Para mí ser alguien no binario es más una cuestión interna; el cómo me visto o me presento ante los otros siempre ha sido más variado. Unos días luzco como estereotipo masculino; el día siguiente, con toques más femeninos; el que sigue, de modo andrógino; pero de manera interna lo que siento de manera consistente es que no soy ninguno. No me puedo incluir en el apartado de varón y por eso no soy hombre trans, pero tampoco me identifico con una mujer cisgénero porque no creo ser completamente mujer, entonces es más una cuestión interna.

Con amigos y familia uso cualquier pronombre con tal de que sepan que soy persona no binaria. Si la gente no me conoce me presento como elle porque creo que así queda claro más rápido. Y también es una fórmula más consistente; no tengo que explicarme, lo que tarda más tiempo. Empecé a sentirme así cuando tenía 13 o 14 años, cuando parecía ser algo adoptado por pocas personas, como una cosa que se hacía para diferenciarse. Luego me di cuenta de que es algo real que yo sentía a diario; que no es solo una tendencia y que la gente sin duda tiene experiencias válidas como personas no binarias”.

“La idea de los dos géneros no tiene sentido para mí y nunca he encajado de manera típica en ninguno”.

N8 (Nate): “Cuando nací me identificaron como mujer por sexo y ahora estoy en transición. Estoy en evolución para tener más comodidad conmigo. Siempre me he sentido como una persona no binaria porque la idea de los dos géneros no tiene sentido para mí y nunca he encajado de manera típica en ninguno; la expresión de mi género es muy andrógina entonces no es un cambio de mujer a hombre sino un cambio hacia más de mí y de lo que soy”.

 

Angie

43 años
Londres, Inglaterra

“Sí me defino como persona no binaria. Originalmente me identificaron como mujer por sexo y nunca se sintió bien, pero yo tampoco me identificaba como varón. Me tardé mucho tiempo en entender qué y quién era, hasta que me topé con el concepto de no binario y se sintió apropiado. Para mí se trata más de aceptarme de cualquier modo y no sentirme mal o como que estoy haciéndolo de manera incorrecta o que no soy suficientemente mujer ni suficientemente hombre. Puedo crear mi propio género sin sentir que no lo hago de manera auténtica”.

Christer André

27 años
Oslo, Noruega

“No binario es un término muy muy amplio, pero para mí es aquel espacio entre ser hombre o ser mujer o el poder ser ambos a la vez, según mi humor o cómo va mi día. Siempre me he sentido así y me veo como una persona creativa en cuanto al género. El género por sí solo es un tema inmenso; en vez de pensarlo como dos géneros o como un diagnóstico, puedes pensarlo como un espectro con distintos tipos. Si te identificas con esta idea, no estás solo. Hay muchas personas que luchan por el reconocimiento de no binario y no conforme, para que seas y te vean como quieres ser”.

 

Gabriel

19 años
Denver, Estados Unidos

“Siento que el género es una construcción social hecha para separar a las personas”.

“El año pasado en el trabajo empezaron a referirse a las personas como elle y elles en vez de simplemente suponer cuál era la identidad; eso me puso a pensar sobre quién soy yo como persona. Para mí ser no binario significa que no quiero que me categoricen como un solo grupo, sino que puedo ser quien quiera. No quiero ser alguien encasillado en un solo género. Quiero acoger ambos pero también estar en medio y a la vez no ser ninguno. Siento que el género es una construcción social hecha para separar a las personas.

Soy femenino y masculino, y no quiero que me definan solo como uno. Quiero pedirle a la gente que tenga una mente más abierta y se eduque sobre todo aquello de lo que no estamos al tanto, porque yo en algún momento no lo estaba y ahora estoy aquí. Mi propia educación cambió mi vida por completo”.

 

Ynda Jas

27 años
Londres, Inglaterra

“Lo no binario es una manera de describir el hecho de que ese sistema en realidad está construido por muchas más que dos categorías”.

“Defino a las personas no binarias como quienes se identifican como más que solo femenina o masculina, aunque sea en parte y aunque sea solo en algunos momentos. Personalmente, no me identifico para nada como mujer u hombre. Al nacer mi asignación fue de hombre por sexo, pero me inclino más a una expresión femenina. Aunque no todo es la expresión: también es un sentir de qué significa ser hombre o ser mujer en tu cultura.

En lo personal soy alguien no binario porque no me alineo con las identidades y categorías para esos términos en mi cultura. Creo que lo no binario puede ser una manera de referirse a algo que de manera inherente no es uno de dos. Dentro del sistema hay categorías como femenino, masculino, queer, maverique [identidad de género independiente del binario] y así, al igual que agénero, que es no alinearse con ninguno. Entonces lo no binario es una manera de describir el que ese sistema en realidad está construido por muchas más que dos categorías; también es una cuestión identitaria.

Creo que la comunidad no binaria es sumamente diversa; cualquier persona puede identificarse potencialmente como no binario en algún aspecto, pero sin duda hay tendencias más establecidas dentro de las varias subcategorías. Algunas personas no binarias se expresan y presentan de maneras similares, pero hay quienes no”.

 

Edea

28 años
Hamar, Noruega

“En este momento no creo que haya un acuerdo general sobre qué es el género. Y como tal no me puedo definir según un género, y la verdad no siento que tenga que hacerlo. Hay aspectos muchísimo más interesantes y emocionantes de una persona que su género o su orientación sexual. Mi orientación significa que me atrae cierto grupo de personas y ya; no dice nada sobre quién soy. Quién soy se trata de mis cualidades, mis valores y mi personalidad. Entonces qué género me asignen no es tan relevante.

“Hay aspectos muchísimo más interesantes y emocionantes de una persona que su género o su orientación sexual […] Entonces qué género me asignen no es tan relevante”.

A los 16 años me identifiqué como mujer y entonces viví como tal durante seis años. Siempre fui alguien muy femenino. Pero a los 22 ya no quería vivir así. Intenté expresarme de manera masculina y me sentía como una persona completamente nueva. Se me hizo como empezar una tercera fase, no un retorno. Sin embargo, ya no me identifico según el género para nada. Cuando la gente se refiere a mí como ‘él’ o ‘ella’ o ‘elle’, siento que lo que hacen es enaltecer un aspecto distinto de mi todo y eso es positivo.

Me di cuenta de que puedo ser exactamente quien soy en el cuerpo que ya tengo. No necesito que me ‘reconozcan’ de una u otra manera. No es tanto que haya cambiado sino que al vivir y aprender, con el tiempo y la experiencia, mis puntos de vista son distintos y me basta con verme a mí bajo una nueva luz”.

 

Ana

22 años
Yogyakarta, Indonesia

“No quiero que me categoricen como varonil o femenil porque ser alguien de género fluido es no toparse con fronteras. Significa que puedo ser todo. Me he sentido así desde hace mucho tiempo, desde la infancia. No me importa si me dicen niña en la vida diaria, porque en Indonesia insisten en referirse a las personas solo con dos pronombres: mas (hermano) o mbak (hermana).

Si viviera en Europa quizá usaría elle. Pero no importa con qué término se refieren a mí. Es complejo ser de género fluido, sobre todo cuando empiezo a salir con alguien, o tener sentimientos por esa persona. La gente siempre quiere una explicación de cuál es el género que tengo y nunca he tenido comodidad para explicarlo. Los chicos solo quieren salir conmigo porque creen que soy lesbiana y quieren intentar salir con alguien lesbiana pese a que no lo soy. Siento que no puedo explicarles mi género ni mi identidad. Solo quiero ser yo y que me acepten así”.

 

Ozi

22 años
Yakarta, Indonesia

“Cómo lo llamas no es tan importante, lo que importa es el ser”.

“Tiendo más hacia lo no binario porque me encanta mi lado femenino. Me autoexploro a partir del arte y de la moda. Uso ropa diseñada para mujeres, como tacones. Ha sido un trayecto largo. Hice pública mi identidad LGBT en la escuela secundaria a una amistad cercana. Luego estuve en Milán y trabajé en la industria de la moda; ahí comencé a sentirme más como yo: me di cuenta de que está bien ser yo. Cuando regresé a Indonesia sentía más comodidad con mi persona. Ahora me siento más como mujer, pero es algo cambiante. O sea, este es un cuerpo de hombre pero el alma es de mujer. Aunque he experimentado mucho con mi género. Mis padres aún no lo entienden y quiero ayudarlos a que abran más su mente. Les he dicho que los tiempos son otros y han empezado a aceptar más ahora que entienden que puedo mantenerme y vivir de manera independiente.

Me he sentido así desde muy joven. Para mí, no binario es alguien que es mujer u hombre pero que de manera activa adopta los roles atribuidos al género opuesto. Las personas transexuales quieren cambiar su identidad entera, es como un nivel más allá de lo no binario. Pero en realidad cómo lo llamas no es tan importante, lo que importa es el ser”.