La gente muere de hambre en Venezuela y Maduro bloquea la ayuda: ONU

5 diciembre 2018

Agencias | “La gente en Venezuela se muere de hambre, se está muriendo de hambre, la gente necesita ayuda y estamos listos para ayudar”, dijo a Apro David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA). “Venezuela atraviesa por una crisis humanitaria y estamos listos para ayudar”, confirmó el titular del PMA al ser cuestionado sobre la negativa del presidente de ese país, Nicolás Maduro, para reconocer que su país padece una crisis. “Tendrías que tener la cabeza enterrada en la arena para no darte cuenta. Si eso no es una crisis humanitaria, ¡pues yo no sé lo que es!, exclamó el titular del PMA.

“Puedes jugar con la política todo lo que quieras, pero esta es una crisis humanitaria”, reiteró. También te recomendamos Venezuela: El éxodo del hambre La PGR desmantela red que vendía despensas a Venezuela a sobreprecio y de baja calidad “Hemos pedido a Venezuela acceso para ayudar a la gente, a los que se encuentran en necesidad, somos operadores humanitarios, no tenemos que ver con la política”, confesó Beasley, a quien el gobierno de Nicolás Maduro negó la entrada al país en un viaje de reconocimiento para evaluar la situación de primera mano.

Al preguntarle si considera que Maduro está utilizando el alimento como un arma de control, respondió que, dejando la política a un lado, “lo que puedo decir es que la gente se está muriendo de hambre”. Asistirán a venezolanos que huyen del país Por otra parte, la Agencia de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) anunció un programa de ayuda por 738 millones de dólares para apoyar a los países que reciben a unos 3.6 millones de venezolanos, “el mayor éxodo de la historia de América Latina y el Caribe”. Mark Lowcock, secretario general de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Mark Lowcock, secretario general de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. Foto: Tomada de Twitter “Tenemos planeado ayudar a los países vecinos de Venezuela a enfrentar las consecuencias del flujo de venezolanos que han llegado a sus territorio”, dijo Mark Lowcock, secretario general de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en una conferencia de prensa en Ginebra en el marco de la presentación del Plan Humanitario Global de la ONU para 2019. En su fase inicial el proyecto incluye asistencia a 2.2 millones de personas que han dejado su país a consecuencia de la crisis económica, alimentaria, sanitaria y que se encuentran en situación extremadamente vulnerable en los países vecinos, detalló OCHA. Los países que recibirán asistencia son Argentina, Aruba, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Curazao, Ecuador, República Dominicana, Guyana, México, Panamá, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago y Uruguay, cita el informe. “Sólo un enfoque regional y coherente permitirá a los actores enfrentar la magnitud y complejidad del desafío”, observó Lowcock.

El éxodo de venezolanos continuará El informe de OCHA advierte que para 2019 estiman que el número de refugiados y migrantes venezolanos ascenderá a 3.9 millones “sin perspectivas de retorno en el medio y corto plazo”. “Esta es la primera vez que la planeación de ayuda humanitaria de la ONU incluye la situación de los venezolanos en países de América Latina y el Caribe”, comentó a Apro Jens Laerke, portavoz de OCHA. Sin embargo, aclaró que la ayuda solamente es para los países de acogida y no para los venezolanos que tienen necesidad de asistencia humanitaria “dentro del país”. El gobierno de Nicolás Maduro ha bloqueado la entrada de asistencia humanitaria proveniente del exterior, explicó Laerke, solamente organismos como Unicef o la OMS continúan con programas regulares en el país autorizados en fechas anteriores a que estallara a la crisis.

El plan para los países de acogida de venezolanos incluye la dotación de servicios básicos y su integración a las nuevas comunidades. Disminuye 20% la capacidad de atención médica en Venezuela: OMS En cuanto a la atención médica, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que, debido a la crisis que se vive en el país, en los últimos años la capacidad de atención médica disminuyó en un 20 por ciento. “Estimamos que los servicios de salud se han reducido al 80-85 por ciento, con muchos médicos y enfermeras que han abandonado el país”, subrayó Tedros en rueda de prensa con la asociación de corresponsales extranjeros ACANU. Al mismo tiempo, refirió que el organismo trabaja con países vecinos como Colombia, Brasil, Perú o Ecuador, para ayudar a que los venezolanos que llegan puedan tener acceso a tratamiento y servicios salud. Naciones Unidas anunció la semana pasada que su Fondo Central de Respuesta a Emergencias destinará por primera vez 9.2 millones de dólares a programas de asistencia nutricional a grupos de riesgo y de ayuda sanitaria de emergencia en Venezuela.