La NASA publica fotos del asteroide que impactaría contra la Tierra en el futuro

13 abril 2019

La NASA divulgó esta semana nuevas imágenes hechas por la sonda OSIRIS-REx a una distancia de tan solo 4,8 kilómetros del asteroide Bennu.

Las fotografías, que fueron captadas 7 de marzo por la cámara PolyCam de la sonda,  muestran en detalle su superficie.

En la primera foto, se puede ver la roca más grande del hemisferio norte de Bennu, que alcanza una altura de 23,5 metros, detalla la NASA.

Otra fotografía muestra un terreno cerca del ecuador del asteroide. De las dos grandes formaciones rocosas, la que está en la parte superior derecha tiene una longitud de 21 metros, equivalente a cuatro plazas de aparcamiento.

Un gran número de grandes rocas fue detectado en una región que se encuentra en el hemisferio sur de Bennu. Para dar una idea de las proporciones, la roca más o menos rasa y rectangular, que está a la izquierda del centro de la zona captada, tiene 12,1 metros de ancho.

«Este es un buen ejemplo de algunos de los ángulos de visión oblicuos que estamos trabajando para conseguir (fotografiar) Bennu», escribió este viernes el equipo que opera OSIRIS-REx en su cuenta de Twitter: «Las sombras en este ángulo dan una sensación de la altura de la roca, y podemos ver más detalles de la superficie desde este ángulo».

zona

La sonda OSIRIS-REx entró en óbita de Bennu en diciembre del 2018. La nave fue lanzada en septiembre del 2016, con el objetivo de traer a la Tierra una muestra de los materiales de la superficie del asteroide para obtener información adicional acerca de los orígenes del universo.

Bennu es un asteroide con un diámetro de unos 500 metros. Completa una órbita alrededor del Sol cada 436,604 días (1,2 años) y cada 6 años se acerca mucho a la Tierra. Estos encuentros cercanos le dan a Bennu una alta probabilidad de impactar la Tierra a fines del siglo XXII. Su tamaño, composición primitiva y órbita potencialmente peligrosa lo convierten en uno de los asteroides cercanos más fascinantes y accesibles, y el asteroide objetivo ideal para OSIRIS-REx, explica la web de la misión.