“A México no le conviene militarizarse”, dice Mancera sobre Ley de Seguridad Interior

1 diciembre 2017

Luego de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior en la Cámara de Diputados, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, intentó fijar su postura al decir que al país “no le conviene militarizarse de ninguna manera”, aunque aclaró que no se puede sacar “de la noche a la mañana” al Ejército de las calles.

“No comparto esa idea. Creo que deben salir de manera gradual y planeada. Tampoco creo que deba haber una Ley de Seguridad Interior que exceda los planteamientos o el alcance de la propia norma”, manifestó.

Y es que, desde 2015, en los límites de la capital con el Estado de México y Morelos existe patrullaje del Ejército, la Marina y la Policía Federal.

En conferencia, el exprocurador capitalino consideró ideal que el Ejército estuviera en las tareas que le corresponden. No obstante, reconoció que la presencia de los militares en las calles del país se debe, en parte, a que no se ha construido una policía.

Según su explicación, en el planteamiento que se hace (en la Ley aprobada), se busca regular un marco jurídico que dé certeza a la actuación a las fuerzas armadas, no crear la posibilidad de que una persona pueda disponer de manera arbitraria de ésta.

Continuó: “Eso es lo que sería riesgoso, si tu colocas al país en que alguien pueda saltarse, por ejemplo, el procedimiento de la bicameral, alguien puede hacer una suspensión de garantías, lo que sería un riesgo”.

La prensa lo cuestionó directamente:

-¿Usted aprueba la ley?

-Yo solamente estaré de acuerdo si es para limitar la actuación de las fuerzas armadas, pues si México ha requerido de las actuaciones de éstos, en funciones de policía, lo menos que se puede hacer es un marco de certeza jurídica para la ciudadanía y para ellos.

Mancera Espinosa recordó que el gobierno mexicano ha requerido a los militares “en posición de policías, pero esa no es su actuación. Así que sí salen a las calles, debe haber un documento en el que se diga por qué están en las calles, cuánto tiempo deben estar y en qué lugares, porque los militares tienen otro entrenamiento, otra forma de acción”.