AMLO a detractores: en dos años podrán decidir si continúo o renuncio

7 mayo 2019

A sus detractores que salieron a marchar el pasado domingo exigiendo su renuncia, el presidente Andrés Manuel López Obrador les recordó que al tercer año podrán votar por la revocación de mandato.

“Me faltó decirles a los que se manifestaron (el domingo) que no sólo tienen su derecho de manifestarse y de protestar, sino que por primera vez en la historia de México se va a tener el derecho a la revocación del mandato.

“En dos años van a tener ellos la oportunidad de decidir -ellos y todo el pueblo de México-, si quieren que yo continúe o que yo renuncie a la Presidencia, porque el pueblo pone y el pueblo quita. En dos años”, recalcó en su tradicional rueda de prensa.

En una segunda reacción a la marcha celebrada el pasado domingo en la Ciudad de México, replicada en una docena de ciudades del país, el mensaje de esta mañana del mandatario incluyó una serie de valoraciones, entre “positivas” y hasta de diagnóstico figurado:

“Hay cosas como estas que ayudan mucho a entender que todavía hay mucho atraso en el país. Esa manta que decía ¨Los que votaron por AMLO no tienen cerebro´… No se midieron. No, no, no… es un pensamiento retrógrado, pero no se dan cuenta.

“Cuando hablo de que la corrupción es una enfermedad, es eso, lo primero que se tiene que hacer es aceptar que se está enfermo para poder tratarse”, dijo.

La alocución surgió a una pregunta sobre aquellas demandas de la marcha que pudieran ser tomadas en cuenta y con seriedad, a lo que el presidente respondió diciendo que escucha entre 20 mil y 30 mil ciudadanos por semana, para luego decir que entiende las molestias que causan los cambios.

“Hay quienes piensan de otra forma y yo respeto sus puntos de vista”, expresó, para luego abordar el cuidado del dinero público, diciendo que en el pasado se “quedaba arriba, se lo robaban o se destinaba a favorecer a unos cuantos”.

López Obrador recordó como una barbaridad la conversión de deudas privadas en deuda pública, una clara alusión al Fobaproa, en el que se supone a Vicente Fox beneficiario y quien encabezó la marcha contra el actual mandatario en León, Guanajuato.

También abundó en su idea de priorizar las acciones de beneficio para los pobres, pues sólo así, dijo, se garantiza la paz y la tranquilidad, una sociedad mejor, justa, igualitaria y fraterna.

“Una sociedad mejor es que todos ayudemos para que el que se quedó atrás se empareje, que les demos la mano ¿de qué sirve ir a la iglesia o a los templos si olvidamos los mandamientos? Ya no a la hipocresía y no al racismo y al clasismo”, planteó.

Luego, consideró entre “las cosas muy buenas de la marcha, primero la pasión y la voluntad de protestar, de tener ganas de protestar; eso es lo bueno, el no quedarse callados. Y lo otro, es que así hay más democracia”.

Fue entonces cuando recordó que estaba por aprobarse la revocación de mandato y por lo tanto aseguró que no está en la Presidencia por ambición sino por ideales y convicciones por lo que, justificó, no cede ni da pasos atrás.

Aunque dijo que no les faltaría al respeto, continuó:

“Se va a acabar la corrupción, se va a acabar la impunidad. No va a ser fácil porque hay intereses creados. Estaban muy mal acostumbrados; ellos eran los dueños de México, se sentían los amos y señores del país. Ya no”.

Después:

“Vamos a buscar el entendimiento, pero ya esa política de saqueo antipopular, entreguista, se acaba”.
El mandatario concluyó:

“Imagínense venir de tantos años de lucha pata terminar como un mediocre, uno más, que yo me vaya a la historia, pero como se han ido muchos: al basurero de la historia ¡No!”.