Desabasto de gasolina por disminución de importaciones: WSJ

13 enero 2019

No solo es el cierre de los ductos, las importaciones también fueron limitadas y esto está perjudicando a los ciudadanos.

Por Pedro Pardo | La situación que enfrentan ocho estados del país por el desabasto de gasolina tiene varias razones, entre ellas el combate al robo de hidrocarburos. Las medidas que ha impulsado el gobierno federal de cerrar los ductos petroleros para abastecer diversas regiones han entorpecido el suministro en importantes ciudades como Guadalajara, León, Ciudad de México y Toluca.

Para el diario estadounidense The Wall Street Journal parte del problema no es solo el control de los suministros a través de los ductos por el gobierno, esto también se ha visto afectado por otros factores, ya que la administración de López Obrador disminuyó la importación de gasolina en un 28%, de acuerdo a los datos de ClipperData.

México consume 800 mil barriles por día y solo produce 200 mil diarios.

Para enero de 2019 México recibió 245 mil barriles diarios en los primeros 10 días, lo que representa un 45% menos de lo que importaba en 2018.

La actual administración federal suspendió la importación de petróleo para poder sostener la producción de las refinerías.

La escasez viene también de las ineficiencias de las refinerías mexicanas, las instalaciones de Pemex operaron a una capacidad diaria promedio de 46.1% entre noviembre de 2017 hasta noviembre de 2018, según cifras de Pemex.

Durante los primeros 10 días, México importó un promedio de 254 mil barriles diarios desde la costa del Golfo de Estados Unidos… Una disminución del 33 por ciento respecto del mes anterior y una disminución del 45 por ciento respecto del promedio diario de enero de 2018.

En el análisis que hace WSJ cuestiona el método que dejó el gobierno de Peña Nieto para importar crudo ligero y producir gasolina con el crudo maya que extrae el país.

Actualmente hay un grupo de más de 20 buques cargados de petróleo y gasolina esperando desembarcar en las terminales de almacenaje en el Puerto de Veracruz en el Golfo de México, sin embargo, al estar llenos por la suspensión de distribución por las líneas de gasolina hay un conflicto en ciernes por la importación prevista y que no puede ser entregada.

México compró 60 por ciento de todas las exportaciones de gasolina provenientes de aquel país.

Durante su carrera por la presidencia de México, AMLO esgrimió una estrategia para Pemex, entre las cuales propuso dejar de comprar gasolina a Estados Unidos y lograr la sustentabilidad energética con la remodelación de las actuales refinerías del país y la construcción de dos más.

Para el especialistas citados por WSJ este problema enfrenta un “cuello de botella” en la distribución que ha provocado el mismo gobierno, entre otros factores, dadas las condiciones de la industria petrolera nacional.