Diputados declaran constitucional prohibir la condonación de impuestos

25 febrero 2020

La Cámara de Diputados aprobó este martes 25 de febrero la reforma a la Constitución Política para prohibir las condonaciones de impuestos, tal como lo prometió en su momento el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con el voto aprobatorio de 21 congresos estatales, se reformó el primer párrafo del artículo 28 de la Constitución que habla sobre dichas condonaciones, con lo cual se remitió al Ejecutivo Federal para después ser publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Con lo aprobado, el artículo 28 quedaría así:

“En los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos, las condonaciones de impuestos y las exenciones de impuestos en los términos y condiciones que fijan las leyes, así como las prohibiciones a título de protección de la industria”.

Los también llamados «perdones fiscales» se mantendrán en casos extraordinarios, por ejemplo, al tratar de no afectar la situación de algún lugar o región del país, una rama de actividad, la producción o venta de productos, o la realización de una actividad, así como para ayudar a aquellos afectados por catástrofes naturales, plagas o epidemias.

Las condonaciones fiscales se dan cuando la autoridad fiscal, es decir, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), perdona parcial o completamente los adeudos fiscales de los contribuyentes, ello con el fin de apoyar económicamente a los causantes o bien, regularizar a aquellos incumplidos y así generar mayores ingresos.

Mónica Almeida López, diputada del PRD, refirió que la reforma no sólo ayudará a la autoridad fiscal a recaudar más y mejor los impuestos, sino que también ayudara a una distribución menos desigual de la carga contributiva y favorece la reducción de la brecha entre ricos y pobres. “Las medidas coadyuvarán a la reactivación en la economía”.

Por su parte, Patricia Terrazas Baca, de la bancada del PAN, refirió que se eliminan las prácticas que puedan erosionar los ingresos tributarios y probables actos de corrupción, por lo cual estuvieron a favor de la reforma, para perfeccionar el marco jurídico” que contribuya al desarrollo.

“Aunque la condonación tenía un sustento constitucional, no cabe duda que era un acto de corrupción presidencial (…) los impuestos los tenemos que pagar todos de manera proporcional y equitativa. Debe ser un aliciente para la inversión”, aseveró Mario Delgado, de Morena.

De acuerdo con datos del SAT, en los últimos sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se condonaron impuestos por 400,902 millones de pesos a 153,530 contribuyentes.