La sociedad rebasó a AMLO en contención de Covid-19: Rubén Aguilar

28 marzo 2020

La actitud del gobierno federal, en particular del presidente Andrés Manuel López Obrador, para enfrentar la pandemia generada por el Covid-19 ha obligado a algunos gobernadores y a otros actores de la vida pública del país a tomar sus propias decisiones, afirmó el académico Rubén Aguilar Valenzuela.

En entrevista, señaló que en los últimos días el jefe del Ejecutivo se ha expuesto como alguien que no deja actuar a sus funcionarios del más alto nivel, porque lo que es todo para él «es su vocación autoritaria, mesiánica, del más rancio presidencialismo».

El experto en asuntos de comunicación política y estudioso de las organizaciones de la sociedad civil dijo: «Me parece que el Presidente hace rato perdió el liderazgo».

Desde su perspectiva, López Obrador se metió en una lógica de minimizar el problema (de «no pasa nada») y retardar las decisiones para evitar los contagios en la población mexicana, lo cual lo exhibe como un presidente autoritario, que se impone a sus cuadros técnicos, porque se hace lo que él quiere y no lo que recomienda la ciencia o la normatividad para estos casos. «Eso ha generado que haya perdido toda credibilidad», dijo Aguilar, exvocero del presidente Vicente Fox Quesada.

Desde su perspectiva, a los funcionarios públicos encargados del tema se les ve como que no pueden sostener una posición, sino que replican la del Presidente, porque cuando externan la propia, el mandatario inmediatamente los descalifica.

Eso lo muestra como un político que vive fuera de la realidad o dentro de un mundo que no existe desde dos niveles: minimizando el problema de salud pública y con un discurso que parece no reconocer la dimensión de la crisis, de sus dificultades, diciendo de manera vacía una cantaleta ideológica de que «estamos capacitados para hacer frente a cualquier problema de salud y a cualquier problema económico, lo cual es absolutamente falso», dijo Aguilar.

Además de negar la realidad, López Obrador miente, se miente y miente al conjunto de la sociedad, remarcó.

Organizaciones privadas se adelantan a las autoridades

Según el analista, la manera de enfrentar la pandemia del Covid-19 expuesta por el jefe del Ejecutivo implica retraso en relación con recomendaciones de instancias internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Eso obligó a que actores de la sociedad civil, como las universidades y la Federación Mexicana de Futbol, tomaran decisiones por su cuenta mucho antes que el gobierno.

Eso, abundó, ha evidenciado que la sociedad civil está por encima de la autoridad. Como ocurrió en el temblor del 1985. «Tenemos una sociedad mucho mejor que sus gobiernos. (…) El que bloquea, el que impide, el que descalifica, el que sigue utilizando argumentos como los conservadores, etcétera, es el Presidente. Es un presidente que no sabe construir unidad, no sabe construir nación. Él sólo vive de la polaridad», argumentó Aguilar.

El presidente perdió la oportunidad de conducir la emergencia sanitaria: «Esa posibilidad la perdió el Presidente. Por eso una decena de gobernadores, incluso, la jefa de Gobierno de la Ciudad de MéxicoClaudia Sheinbaum, en el ámbito de sus responsabilidades tomaron las decisiones que han estado tomando».