No es casual que policías propongan a Calderón como su representante sindical, acusa Durazo

4 julio 2019

Sin mencionarlos por su nombre, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, acusó, a las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto de “abandonar” a su suerte a la Policía Federal y ahora de alentar su movimiento de protesta.

“Es más que evidente el activismo de algunos políticos, no es casual que uno de los policías que se asumen como lideres del movimiento haya propuesto a un expresidente (Calderón) para que sea su representante sindical”.

Además, identificó a Ignacio Benavente Torres como cabeza visible del grupo de inconformes.

Dicha persona, dijo, estuvo preso en el Centro federal de Readaptación Social (Cefereso) número 3 de Matamoros, Tamaulipas, por el delito de secuestro y actualmente preside la agrupación Pro Libertad y Derechos Humanos AC en Tijuana, Baja California.

En conferencia de prensa, en la que se notó visiblemente molesto, el funcionario refrendó su disposición a dialogar con los policías inconformes, siempre y cuando sus demandas sean legítimas y descartó que se pretendan vulnerar sus derechos laborales.

Asimismo, consideró inadmisible el trato que los federales le dieron ayer a la jefa de División de la PF y actual comisaria de la Guardia Nacional, Patricia Trujillo, cuando acudió al centro de mando a dialogar con ellos.

“No vamos a reprimir el movimiento, no vamos a usar la fuerza pública con los inconformes, pero tampoco vamos a permitir de su parte expresiones violentas con sus compañeros y mucho menos con una mujer. Esa actitud deslegitima la institución que dicen defender”, enfatizó Durazo.

En la ronda de preguntas y respuestas, Durazo fue interrumpido por uno de sus colaboradores, quien le llevó un teléfono celular. El titular de la SSPC vio la pantalla y pidió unos minutos más para hacer un comentario.

“Quiero aprovechar para hacer un llamado al personal que abandonó su servicio llevándose consigo autos oficiales y armas de cargo para que las regresen”.

Al retomar el hilo de la conferencia, el funcionario insistió que en detrás de la insubordinación de algunos elementos de la PF hay intereses oscuros que en el pasado prohijaron la corrupción en la corporación. Incluso, anticipó que, en coordinación con la Consejería Jurídica, afinan detalles para interponer una denuncia penal por presuntos hechos de corrupción en la PF. “En la corporación había corruptelas, se hacían trácalas”.

Durazo Montaño también reconoció que la Guardia Nacional por sí sola no puede garantizar la seguridad pública, afirmó que la actuación de la GN deberá estar acompañada de las policías estatales y municipales.

Y destacó que una de las principales virtudes de la GN es su disciplina. “Aunque no nos guste, el personal del Ejército es el único que cumple hoy día con esa regla, amén de que es el más capacitado”.