*Preocupa proceso electoral a EPN *Hoy ya está envuelto en la violencia

13 febrero 2018

Por Francisco Cárdenas Cruz | De que el proceso electoral del 1º. de julio preocupa, y en serio, en los altos niveles de gobierno, preocupa: por segunda ocasión en dos semanas, el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con los integrantes de su gabinete para hablar de los que serán los comicios más competidos, complicados, riesgosos y violentos de muchos años.

Si bien en ese encuentro en la residencia oficial de Los Pinos se abordaron otros temas, el electoral fue uno en el que, de acuerdo a la información, el Ejecutivo Federal les pidió cumplir y respetar las normas legales establecidas por las autoridades electorales que deberán de observar todos los servidores públicos.

A esa reunión, que fue privada, asistieron los secretarios de Gobernación, Relaciones Exteriores, Hacienda, Economía, Comunicaciones, Trabajo, Desarrollo Social, Función Pública y Medio Ambiente, para evaluaron los avances de los compromisos presidenciales y las tareas que están pendientes de cumplirse, antes de que el Ejecutivo Federal viajara a una gira a Sonora.

Aun cuando se dijo que es una reunión mensual, hace 15 días se llevó a cabo otra en la que se abordaron diversos temas, prevaleció el electoral, un día después de que concluyeron las precampañas de los precandidatos presidenciales y al gobierno de la ciudad de México, en las que se registraran actos de violencia e incluso los asesinatos de presidentes municipales y diputados locales y federales o de quienes aspiraban a contender por esos cargos de elección.

Y es que lo que ha sucedido ahora, a querer o no, obliga a recordar aquella violencia que se registrara en 1994 cuando el candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio y el secretario general de ese partido, José Francisco Ruiz Massieu, que era el virtual nuevo líder de la mayoría tricolor en la Cámara de Diputados, fueron víctimas de atentados que ensombrecieron el proceso electoral de aquel año que conmocionaron y enlutaron al país y que, a querer o no, le cambiaron el que parecía entonces un rumbo promisorio.

La violencia que priva y se ha generalizado en la mayoría de las entidades federativas que los precandidatos presidenciales de hoy recorrieron y que una vez que se registren como candidatos volverán a recorrer, motiva preocupación por lo que ha venido sucediendo en algunas de ellas ante la penetración del crimen organizado y el narcotráfico que no tienen el menor recato en proponer, respaldar y hasta ofrecer financiar campañas de políticos que aspiran a cargos de elección, varios de los cuales han sido asesinados o sufrieron atentados.

Todo eso explica y justifica la preocupación presidencial, más que su propósito -como aseguran dirigentes de los partidos de oposición y algunos de sus precandidatos- de intervenir en el actual proceso electoral para impulsar a quienes ha postulado y postulará su partido.

Si las elecciones que habrá el primer domingo de julio próximo serán las más reñidas, difíciles y competidas, también pueden resultar violentas y de lo que, hasta ahora, ya ha habido muy claras  muestras.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

>>LA pregunta va y viene: ¿A qué hora gobierna Chihuahua el panista Javier Corral, mientras esa entidad sigue envuelta en una violencia que se ha recrudecido en los últimos meses, lo que no le impidió acudir ayer a la sede de la Suprema Corte de Justicia para presentar una controversia constitucional contra la Ley de Seguridad Interior?
>>DESPUÉS de encabezar la “Caravana por la Dignidad” que concluyó con una negociación política en la Secretaría de Gobernación al aceptar el traslado del ex dirigente priista Alejandro Gutiérrez de un penal estatal a uno federal en  la misma entidad, el mandatario chihuahuense disfruta estar en la CDMX.
>>QUIZÁ porque algunos de sus allegados le han hablado al oído, para asegurarle que después del “éxito” de esa movilización y de que la precampaña del precandidato presidencial postulado Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, sigue muy floja a pesar de que éste sostiene lo contrario, él podría reemplazar al queretano como “un relevo viable”.
>>POR cierto que el traslado de Gutiérrez que se incluyó en el acuerdo en Bucareli, sigue sin cumplirse porque Corral ha dicho que hasta que reciba un reporte de un organismo internacional confirme que aquel no ha sido torturado para obligarlo a involucrar a funcionarios y ex dirigentes priistas.
>>COMO se recuerda, la caravana chihuahuense que promovió el gobernador panista fue, inicialmente, para exigir que la Secretaría de Hacienda le transfiera a ese estado los 900 millones –que inicialmente eran 700- que no recibió a finales del año pasado; después para demandar la extradición de su antecesor priista César Duarte y  acabó con aceptar que el ex dirigente del PRI sea llevado al penal federal de Ciudad Juárez, que no se ha dado.

>>ANTES de visitar Chihuahua durante su precampaña, José Antonio  Meade Kuribreña, tuiteó que ese estado merece recuperar la tranquilidad y prosperidad “con un gobierno completo”, en alusión a la frecuente ausencia de Corral, que lo ha responsabilizado de que en Hacienda protegió a Duarte.
www.pulsopolitico.com.mx
fcardenas@pulsopolitico.com.mx
@MXPulsoPolitico
http://www.facebook.com/PulsoPolitico