Es una de las principales causa de la desparición de las especies marinas