Las catástrofes naturales serán una importante causa de mortalidad en el futuro