Negro panorama pinta para el agro en este 2021

11 noviembre 2020

Nota Tamaulipas | Víctor Molina | Los presupuestos de egresos aprobados para 2019 y 2020 han castigado severamente al campo, y lamentablemente en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del 2021, únicamente se propone un incremento inercial de mil 715 millones de pesos para la SADER, dejando al sector agropecuario sin apoyos importantes para mitigar los riesgos de mercado, catastróficos, sanitarios y sin un impulso decidido a la productividad.
En pocas palabras, no hay un incremento al presupuesto para el campo, y nuevamente el agro está a su suerte, fue el exhorto que hizo el legislador local priista Florentino Saenz Cobos, al los legisladores del Congreso de la Unión para que considere, en la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, la propuesta de diversos integrantes del Consejo Mexicano de Desarrollo Rural Sustentable para reasignar recursos al presupuesto destinado al campo ante los recortes que ha sufrido durante la presente legislatura.
El castigo al campo, dice, ha sido una realidad continua, a pesar del aumento de casi un 20 por cuento en el gasto total del Presupuesto de Egresos en el periodo que abarca 2018-2021.
Respecto al Programa Especial Concurrente (PEC), de aprobarse el proyecto del PEF 2021, menciona, acumularía un recorte de 17 mil millones de pesos desde el 2019, el último año en el que tuvo un aumento de recursos para programas sociales.
En comparación a lo aprobado en 2020, el PEC tiene un decremento de 5 mil millones de pesos.
Y dice que el sector campesino necesita de programas que entiendan sus necesidades, sin apoyos a la comercialización, ni programas que incentiven la productividad agroalimentaria.
El campo mexicano, dice, no podrá mantener su crecimiento que la ha consolidado dentro de las primeras diez de las naciones con mayor productividad en ganadería, pesca, acuacultura y agricultura.
El abandono total al financiamiento del campo, menciono, es evidente, porque en el proyecto no hay un solo peso destinado al financiamiento del sector.
Asimismo, la desaparición del Fideicomiso de la Financiera Nacional de Desarrollo perjudica gravemente la capacidad para financiar proyectos productivos, lo cual se suma al subejercicio de prácticamente todo su presupuesto aprobado para 2020.
Las afectaciones son evidentes por el abandono de los proyectos productivos que servían de apoyo para los pequeños y medianos productores y productoras, grandes perjudicados por la desaparición de programas como Desarrollo Rural y Concurrencia, por el recorte en los programas de Fomento Productivo y de sanidades, por la falta de un apoyo específico para mujeres rurales, por la falta de apoyos para adquirir seguros catastróficos y para la comercialización.
Por último dijo, que para el no existe color o bandera de partido, por lo que insistió que seguirá luchando por las causas de los productores, «El campo nos une y pelearemos por más recursos».