Tamaulipas entre los 15 estados reprobados en calidad de obras públicas

24 abril 2018

Estos estados en México no tienen los requisitos mínimos para obras públicas, lo que deja la puerta abierta a la discrecionalidad.

Por Alejandro Arteaga | En México los 15 estados con más población e impacto en el PIB no tienen las leyes necesarias para que las obras públicas garanticen a los mexicanos bienes, servicios e infraestructura de calidad, según un análisis del IMCO.

Y es que una parte del trabajo del gobierno es brindarle a los ciudadanos parques, instituciones de salud, carreteras y otra infraestructura necesaria para que tengan una buena calidad de vida. Pero las obras públicas en México tienden a ser todo lo contrario: deficientes, muy caras y poco o nada planeadas.

El socavón del Paso Exprés en Cuernavaca es un claro ejemplo. En 2017, dos personas murieron asfixiadas dentro de un automóvil que cayó en un hoyo gigante en medio de la autopista, inaugurada tres meses antes por el presidente Enrique Peña Nieto.

Como ese hay varios casos de obras públicas en México que no funcionan bien, como la Línea 12 del Metro que tuvo que cerrar meses, o terminan siendo mucho más caras que lo que se presupuesta, la Estela de la Luz que costó 192% más.

El saldo de la mala planeación y poca transparencia en las obras públicas es el despilfarro de los recursos públicos. Solo en 2016, cinco estados excedieron más de 100% su presupuesto, según cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Estados mal evaluados

 

Pero regresando a los estados reprobados. En noviembre de 2014 el presidente envió al Congreso una iniciativa de reforma a la ley de obra pública federal para “asegurar que los nuevos proyectos de infraestructura se desarrollen con estándares elevados”.

Para aprovechar la iniciativa del presidente, expertos en la sociedad civil se esforzaron por incluir en el debate que la ley incluyera puntos importantes en competencia, transparencia y rendición de cuentas, para combatir la corrupción. Pero la propuesta se quedó en la congeladora legislativa. .

Y para evidenciar que además de a nivel federal a los estados les urgen leyes en obras públicas, el IMCO analizó los requisitos en este tema que deben cumplir los 15 estados con mayor aportación al PIB de México y mayor población.

Los expertos de la asociación civil analizaron 24 indicadores en siete ejes: competencia, finanzas públicas, fiscalización, planeación, responsabilidades administrativas, tecnologías de la información y transparencia.

Todos los estados reprobaron en los requisitos mínimos de la evaluación.

El IMCO encontró que ninguno de los 15 estados tiene criterios para:

Realizar investigación de mercado previo al concurso.

Incorporar prácticas que fomenten la competencia.

Contener excepciones razonables a la licitación pública.

Permitir modificaciones al contrato solo por debajo del 10%*.

Digitalizar y publicar la información desde la planeación hasta la ejecución de la obra.

Conservar la información por lo menos ocho años.

Aunque algunos más que otros. Los peor evaluados fueron Querétaro y Nuevo León con apenas 25.6 y 26.3% de cumplimiento respectivamente. Sus mayores fallas están en competencia, transparencia y planeación.

Los estados que salieron mejor librados, aunque sin tener los requisitos básicos, son el Estado de México, con 66.6% de cumplimiento; Veracruz, con 64.58%; y Sonora con 63.8%. Sus mayores fortalezas están en Planeación y Presupuesto.

El resto de los estados está por debajo de 60% de cumplimiento: Ciudad de México (58.3%), Chihuahua (57.6%), Coahuila (57.6%), Guanajuato (57.6%), Jalisco (56.9%,) Puebla (57.9%), Michoacán (49.3%), Baja California (45.1%), Campeche (43%) y Tamaulipas.

Y la consecuencia de no tener leyes claras que regulen las obras públicas es que éstas se ejercen a partir de la discrecionalidad.