El tío Abelardo García Aguirre

Alberto Guerra Salazar | Nota Tamaulipas | Las mentiras caen por su propio peso y Rómulo Garza Martínez nos lo acaba de demostrar, nuevamente. El Secretario estatal de Bienestar Social anunció recientemente, que la dependencia dejaría de repartir cien mil despensas debido a que ¡se acabaron los pobres!

En la segunda parte de su fantasía colosal deslizó don Rómulo la información de que ahora van por la creación de cien mil empleos para esos cien mil ex pobres.

Nos debe el funcionario estatal, la revelación de la fórmula que permite a las personas abandonar la condición de indigente, menesteroso, pordiosero, desheredado, sin tener una actividad productiva, remunerativa.

Cuando nos alegró el día con la noticia de que ya no hay pobres, creímos que fue posible porque esas cien mil personas encontraron trabajo, que les permitía cobrar sueldos para resolver sus necesidades.

Porque la otra explicación disponible está más jalada de los pelos ya que no heredas fortunas todos los días ni de manera colectiva, ni le “pegas al gordo” o te casas de la noche a la mañana con una millonaria.

Rómulo Garza Martínez seguramente no quiso lastimar susceptibilidades reconociendo de plano que su dependencia ya no tiene dinero para comprar y repartir despensas, y urdió la mentira piadosa de que ya no hay pobres que las necesiten.

Su segundo anuncio de la creación de cien mil empleos para esas cien mil personas, significa que siguen siendo pobres, aunque ya no necesiten las despensas. Esto ya se convirtió en un galimatías.

A propósito de bancarrotas, este día comparecerá en el Congreso local la titular de finanzas del gobierno de los vientos del cambio, María de Lourdes Arteaga Reyna, para explicar detalles del presupuesto 2020.

La contadora pública María de Lourdes irá bien pertrechada de notas, tarjetas y apuntes, para responder a las preguntas de los siete integrantes de la comisión de finanzas, planeación, presupuesto y cuenta pública.

Por supuesto, la tesorera tiene dos salidas para salvarse de las preguntas incómodas, pues el tema específico de la comparecencia es el presupuesto de egresos 2020. Cuatro de los siete integrantes de la comisión, pertenecen al PAN.

Si Roque Hernández Cardona, de MORENA, Tino Sáenz Cobos, del PRI, o Patricia Pimentel, del Movimiento Ciudadano, hacen preguntas incómodas, sus colegas Arturo Soto Alemán (presidente de la comisión), Imelda Sanmiguel Sánchez, Miguel Angel Gómez y Gerardo Peña Flores, entrarán al quite.

La encargada del manejo de pesos y centavos del gobierno estatal panista tiene muchas cosas qué explicar. De hecho, las finanzas son raquíticas, pocas, menguadas. No hay dinero ni para comprar papel sanitario.

El presupuesto 2020 de obras públicas es el más pobre de esta administración, y todavía falta ver el monto del sub-ejercicio en que incurran, porque esa es la característica del cabecismo.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que proviene de MORENA, está desmantelando los programas federales que eran manejados por los Gobernadores, debido a que estaban convertido en barriles de corrupción sin fondo.

Lo hizo con el programa de construcción de escuelas y ahora con los servicios de salud. Eran miles de millones de pesos que tenían destinos diferentes a los diseñados en el papel, en detrimento del bienestar de la gente.

Por eso ahora ya no les resulta atractivo a muchos, ser Gobernador, porque se está acabando la robadera, les cortaron las uñas, ya no pueden manotear.

En el tema de seguridad y justicia, Tamaulipas no está mejor. En Reynosa, por ejemplo, el ejército descubrió en colonias sub-urbanas, por el rumbo de la salida a Monterrey, un bunker subterráneo de grandes dimensiones, que era escondite de delincuentes.

Encontraron dos vehículos presuntamente con reporte de robo, destruidos por el fuego, así como casquillos de proyectiles de plomo, poncha-llantas y otros objetos que hacen presumir la presencia de infractores de la ley.

La pregunta que se hace la gente es cómo fue posible que los policías estatales que diariamente vigilan el perímetro, nunca se percataron de la plancha de concreto que encubre la gigantesca madriguera.

También despierta suspicacias el hecho de que el hotel de Reynosa que los policías estatales usan como cuartel, fue atacado por pistoleros pero ningún uniformado salió a responder el fuego.

Algún guasón dijo con humor macabro, que ya no tenían municiones porque las gastaron el viernes en la noche, en Río Bravo, para dejar como coladera la camioneta de un joven ingeniero.

Los agentes presumen como defensa, que rescataron a una mujer que permanecía secuestrada, en poder de delincuentes armados. Cierto, aunque en honor a la verdad debemos aclarar que la pareja de la dama pidió su intervención y los llevó al domicilio donde la tenían cautiva.

Reynosa la de Maki Ortiz Domínguez está imposible para vivir (es una forma de decirlo); en balacera y persecución, fueron abatidos dos sicarios y cayó herido un uniformado. Por añadidura, el lunes descubrieron dos ejecutados, en diferentes lugares.

Nuevo Laredo está peor con Enrique Rivas Cuéllar, pues en un solo episodio, la Guardia Nacional sacó definitivamente de circulación, a diez infractores de la ley. Por cierto, el presidente municipal panista se esconde de los dueños de antros de vicio que fueron a reclamarle que les cerraron sus changarros.

Operaban sin permisos estatales pero empleados del gobierno municipal les cobraban cuotas para hacerse de la vista gorda.

El fin de semana nos dimos una vuelta por Laredo, Texas, donde tuvimos la oportunidad de conversar con el abogado y notario público Abelardo García Aguirre, patriarca del clan de los Kennedy.

Rememoramos con cariño a sus hermanos Eduardo, Fernando y Guillermo, que ya pagaron tributo a la madre tierra.

Abelardo es un compendio de historia y asombra por su prodigiosa memoria porque tiene todos los datos a la mano, de cualquier anécdota política que quieran contarle. Muy grata velada.

Lo conocen en Nuevo Laredo como el tío Abelardo y no son pocos los que lo visitan en su despacho, para solicitarle servicios de intermediación, por creerlo muy cercano a la familia del Gobernador Cabeza de Vaca.

El se disculpa con modestia, explicando que sólo es amigo del papá del mandatario, pero que los hijos ya no hacen caso.

Por cierto, Cabeza de Vaca hizo otra travesura en Tampico, al presidir la inauguración del mercado municipal que se empezó a hacer en el gobierno de Gustavo Torres Salinas y Egidio Torre Cantú, con una inversión superior a los 300 millones de pesos.

Ni Cabeza ni Chucho Nader tuvieron la atención de citar por sus nombres a los dos ex funcionarios, en los discursos de rigor, simplemente su colgaron en el pecho las medallas, saludando con descaro con sombrero ajeno.

Cumplen años Aníbal Pérez Vargas, Juan José de la Fuente y Francisco Fernández Serrano, que recibe las felicitaciones en el cielo.

Mary Jaramillo tiene así mismo, fiesta. Es un gusto leer sus textos porque es una mezcla de los estilos de la China Mendoza y Cristina Pacheco, desparpajo poético.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com