Homicidios: un enigma

Héctor Aguilar Camín

La portada de Nexos del mes de febrero (https://bit.ly/2v0hvcG) cuenta una historia y ofrece un enigma. La portada es una representación gráfica de la epidemia homicida que llegó a México en el año 2008.

La gráfica empieza en el año 2000 con 10 mil 737 homicidios, llega al año 2007 con 8 mil 867 homicidios y se dispara en 2008 hasta los 14 mil homicidios. Es el primer año de la llamada guerra contra las drogas de Calderón.

Entre el año 2008 y el año 2011, la espiral homicida toma un ritmo frenético. Crece a 19 mil 803 homicidios en 2009, a 25 mil 757 en 2010, y a 27 mil 213 en 2011.

En 2012 hay una visible inflexión a la baja. Ese año registra 25 mil 967 homicidios, mil 300 menos que en 2011. La baja sigue en 2013, con 23 mil 63 homicidios, casi 3 mil menos que el año anterior. Y sigue cayendo en 2014, con 20 mil homicidios, también 3 mil menos que el año anterior.

La cifra se mantiene estable en 2015, con 20 mil 763 homicidios, pero da un salto en 2016, hasta 24 mil 559 homicidios. Da otro salto en 2017, hasta 32 mil 70 homicidios y un salto más en 2018, hasta los 36 mil 685.

Todas las cifras citadas aquí son del Inegi, Difieren considerablemente de las del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que suele contar a la baja. Para el año 2018, el SNSP da 34 mil 555 homicidios y para 2019, 35 mil 588. Esta última es la cifra que lleva Nexos en su portada de febrero.

El enigma que hay en la curva de esa portada es por qué se dio una caída sustantiva de homicidios entre 2012 y 2015.

Algo hizo bien el gobierno de Calderón en sus últimos dos años y algo el de Peña en sus dos primeros, para contener la violencia. La contuvieron de hecho y la hicieron bajar.

¿Qué fue lo que hicieron? ¿Por qué de 2012 a 2015 bajaron tan considerablemente los homicidios? ¿Y qué dejó de hacer el gobierno a partir de 2015 para que la curva se fuera otra vez a las alturas?