El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, amenaza con encarcelar a quienes se nieguen a vacunarse contra el covid-19

23 junio 2021

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, amenazó con encarcelar a las personas que se nieguen a vacunar contra el covid-19, mientras su país lucha contra uno de los peores brotes de coronavirus en Asia, con más de 1,3 millones de casos y 23.000 muertes.

 

«Ustedes eligen, vacúnense o haré que los encarcelen», dijo Duterte, en un discurso televisado el lunes, tras los informes sobre la escasa asistencia a varios centros de vacunación en la capital, Manila.

Las declaraciones de Duterte contradicen las de sus funcionarios de salud, que han dicho que, aunque se insta a la gente a recibir la vacuna contra el covid-19, esta es voluntaria.

«No me malinterpreten, hay una crisis en este país», dijo Duterte. «Solo me exaspera que los filipinos no hagan caso al Gobierno».

Hasta el 20 de junio, las autoridades filipinas habían vacunado con dos dosis a 2,1 millones de personas, avanzando lentamente hacia el objetivo del Gobierno de inmunizar hasta 70 millones de personas este año, en un país con una población de 110 millones de habitantes.

Duterte, quien ha sido criticado por su enfoque duro para contener el virus, también mantuvo su decisión de no permitir la reapertura de las escuelas.