Presidencia-Carso: otro acuerdo entre poderes

30 junio 2021

Con apenas el resultado preliminar del peritaje de la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV) sobre la mesa –el cual apunta a la responsabilidad de Carso Infraestructura y Construcción, S.A. (CICSA) por una falla estructural que provocó el desplome del tramo de la Línea 12–, el presidente Andrés Manuel López Obrador buscó un acuerdo con el hombre más rico del país y dueño de la compañía, Carlos Slim Helú, en Palacio Nacional y a puerta cerrada.

Es uno más de los que han establecido desde que López Obrador era jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Ahora Carso es una de las empresas participantes en los proyectos de infraestructura y energía del interés del presidente de la República.

En este movimiento, con el que el presidente asumió la conducción de la crisis provocada por el derrumbe, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, quedó relegada.

La información sobre las negociaciones con las empresas involucradas así como de los apoyos a los familiares de los 26 fallecidos y la decenas de lesionados también la dará a conocer el mandatario en sus conferencias matutinas.

Lo único que la jefa de Gobierno alcanzó a protagonizar fue la presentación de un informe preliminar de DNV sobre las posibles causas del colapso, ocurrido el 3 de mayo entre la estación Olivos y San Lorenzo. Además, queda pendiente el estudio que tiene a su cargo el Colegio de Ingenieros Civiles de México sobre el resto de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC).

La semana pasada Sheinbaum anunció la creación de un Comité Técnico para realizar el Proyecto Ejecutivo de Refuerzo y Rehabilitación de la Línea 12 del Metro, formado por los ingenieros Sergio Alcocer Martínez de Castro, Bernardo Gómez González, Raúl Jean Perrilliat, Juan Manuel Mayoral Villa, Rubén Alfonso Ochoa Torres y José María Rioboó, este último cercano a López Obrador.

El pasado 18 de junio, la jefa de Gobierno aseguró que buscaría que tanto Carso como Ingenieros Civiles Asociados y Alstom asumieran los costos de rehabilitación de la Línea 12:

“Vamos a entablar esta mesa técnica y, por supuesto, queremos que participen en esta rehabilitación en términos económicos, dada la condición en la que están los peritajes, pero evidentemente tiene que hacerse esta mesa técnica de trabajo e informar con transparencia.”

A pregunta expresa de Proceso sobre si esa búsqueda de las compañías implicaba evitar demandas legales posteriores si resultan responsables, la funcionaria respondió:

“No, no hay una negociación en ese sentido, eso tiene que ver con la fiscalía (General de Justicia de la Ciudad de México); sino, sencillamente, hay un peritaje, hay empresas que participaron en esa construcción y estamos convocándolas para que podamos tener esta mesa técnica.”

Ese mismo viernes, en su conferencia matutina, López Obrador se soltó en halagos a Slim Helú y presumió la lealtad del empresario de ascendencia libanesa hacia la figura presidencial