¿Echas de menos las BlackBerry?

11 junio 2021

El año pasado probábamos por aquí el Atom XL, un pequeño Android blindado y con pantalla táctil para llevárnoslo a la montaña o a la playa sin temor a que fenezca en el proceso. Su fabricante, Unihertz, acaba de lanzar otro modelo pensado para resistir, esta vez con teclado físico.

¿Quién demonios podría querer un móvil con teclado físico en 2021? Pues 3.220 personas. Esa es la gente que ha respaldado la campaña del Titan Pocket en Kickstarter, donde la compañía lleva y recaudados más de 615.000 euros (Necesitaba 41.000 para hacerlo realidad).

Ilustración para el artículo titulado ¿Echas de menos las BlackBerry? Pues aquí tienes una blindada y con Android 11
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Unihertz tiene experiencia en lanzar sus móviles de esta forma. El Titan Pocket es el sexto en salir victorioso del crowdfunding y ni siquiera no es el primer móvil de la compañía con teclado físico qwerty. Ese honor lo tiene el Titan original, que salió a la venta hace dos años. Le cuestión es que el Titan era un móvil bastante grande, y Unihertz ha querido reducirlo para hacerlo aún más portable. El resultado es el Titan Pocket. Veamos un resumen de sus características:

Físicamente el Titan Pocket es como una piedra. Su parte externa es una combinación de metal y paragolpes de goma que quizá no gane un concurso de belleza, pero tiene ese encanto de formar parte de un equipo profesional de demolición.

El móvil pesa lo suyo, pero lo que impresiona es la relación peso-tamaño. Da la sensación de que estás sujetando algo macizo. Pese a todo es un 30% más ligero que el Titan original, y su pequeño tamaño lo hace bastante cómodo de llevar en el bolsillo. Unihertz lo ha dotado de la resistencia a los batacazos que es su seña de identidad, pero la presencia de teclado físico ha hecho imposible hacerlo resistente al agua. La parte de las caídas la hemos comprobado tirándolo al suelo con total abandono y ha resistido todas las caídas con nada más que unos arañazos en los bordes.

La pantalla es pequeña y casi cuadrada en formato. Debo decir en su defensa que no solo se ve muy nítida, sino que es lo bastante luminosa (Unihertz no detalla la cifra en Nits) como para verla a pleno sol como si nada. El problema no es ese. El problema es que es cuadrada, y la mayor parte de aplicaciones y servicios móviles que existen están pensados para pantallas mucho más verticales.

La pantalla se ve estupenda a pleno sol.
La pantalla se ve estupenda a pleno sol.
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En apps como Gmail no es mucho problema. Simplemente ves menos correos (cuatro para ser exactos, tanto en el modo predeterminado como en el cómodo, que son los que uso). Pero si intentas hacer algo como ver los comentarios en un vídeo de YouTube la experiencia es un poco frustrante. Tampoco ayuda el hecho de que el teclado no tiene números (a menos que quieras retroceder en el tiempo 20 años e introducirlos mediante varias pulsaciones. Yo lo siento pero no estoy tan nostálgico). A resultas de ello, cuando necesitas números o símbolos se abre una fila en pantalla que oculta aún más el poco espacio que ya tenías.

El teclado es competente e incluye soporte táctil para hacer scroll.
El teclado es competente e incluye soporte táctil para hacer scroll.
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Todos esos sacrificios se hacen para poder disfrutar de la estrella del Titan Pocket: su teclado físico. Tanto el tamaño como el corte de las teclas son casi un calco de los de Blackberry. Son realmente cómodas de pulsar. Por si ello fuera poco, podemos configurar accesos mediante combinaciones de teclas o en el botón rojo lateral. Finalmente, todo el teclado es una superficie táctil, por lo que podemos hacer scroll de arriba a abajo y de derecha a izquierda sin tener que tapar aún más la pantalla con el dedo. Para no saturar la pantalla con los tradicionales botones de Android Unihertz ha configurado la interfaz por gestos por defecto y lo cierto es que es mucho mejor así.

A nivel de potencia, el Titan Pocket tiene más de la que necesita dado su tamaño de pantalla y el hecho de que no está precisamente orientado a juegos o a ejecutar apps muy exigentes. Su procesador MediaTek Octa-Core gestiona cualquier tarea con facilidad, y su batería de 4.000mAh dura dos días largos sin ningún problema.

La cámara es simple a más no poder, pero... ¡Funciona!
La cámara es simple a más no poder, pero… ¡Funciona!
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En cuanto a la cámara, confieso que entraba a probar la del Titan Pocket con los cuchillos desenvainados. ¿Qué calidad puede tener un móvil con una única cámara de 16Mpx? Pues sorprendente más de la que cabría pensar. Lo único raro de la cámara es que las fotos tienen el mismo formato casi cuadrado que la pantalla. Ideal para Instagram, pero raro